Actualizado 01/06/2010 14:35 CET

Facebook tendrá que dar una "explicación detallada" sobre su privacidad a Estados Unidos

Facebook
EP

MADRID, 1 Jun. (Portaltic/EP) -

Las autoridades judiciales de Estados Unidos han exigido a Facebook que le entregue "una explicación detallada" de los datos de usuarios que facilitó a terceros. La petición la hizo este viernes el 'House Judiciary Committee' a través de una carta dirigida al CEO de la red social, Marck Zuckerberg.

El director de comité, John Conyers, escribió en la misiva que les "gustaría obtener una explicación detallada de la información sobre los usuarios de Facebook que su empresa ha proporcionado a terceros sin el conocimiento de los titulares de las cuentas"; según recoge 'Portaltic' de 'Mashable'.

Sobre la información que quieren recibir, Conyers especificó que les interesa "en particular, la de aquellos usuarios que no hayan optado expresamente por este tipo de intercambio de datos".

Además, la petición solicitaba una explicación de las políticas de privacidad de la red previas a la reforma, así como de los cambios que las hayan alterado.

POLÉMICA POR LA PRIVACIDAD DESDE DICIEMBRE

Con esta última actuación de las autoridades judiciales de Estados Unidos parece que la polémica por la privacidad de Facebook no vaya a frenarse por el momento.

El debate en torno a la privacidad se desarrolla desde que existe Internet, pero en los últimos seis años, las redes sociales lo han avivado a causa de la disposición de sus miembros a agregar contactos; atrayendo así a usuarios de 7 a 70 años y, con ellos, a una profunda y potencial vía de ingresos de publicidad focalizada.

Los anunciantes están interesados en los datos que recogen estas redes para poder segmentar el público al que se dirigen, ya que redes como Facebook concentran desde números de teléfono y direcciones hasta cosas simples como lo que a la gente le gusta o le disgusta.

Facebook, dispuesto a aprovechar este potencial, decidió a finales de 2009, cambiar sus opciones de seguridad para hacer que los perfiles de los miembros fueran más accesibles, a menos que los usuarios modificara la alternativa manualmente.

Poco tiempo después, en marzo, la red social de Zuckerberg avisó a sus usuarios de que planeaba empezar a trabajar "con algunas webs asociadas" con las que compartiría datos. Dicha información podía incluir nombres, fotos de perfil, género, ID del usuarios, páginas y grupos, entre otros.

Tras estas dos modificaciones, saltaron las alarmas entre los organismos reguladores de todo el mundo. Así, los responsables de protección de datos de la Unión Europea la calificaron de "inaceptable" y el Senado de EE.UU. alertó de su preocupación por la misma; entre otros órganos.