Actualizado 14/09/2016 15:56 CET

El gasto en ciberseguridad de las empresas españolas será de 1.000 millones de euros en 2019

Ciberseguridad
PIXABAY

   MADRID, 14 Sep. (EDIZIONES/Portaltic) -

   En 2014, el gasto en ciberseguridad de las empresas españolas ascendió a 700 millones de euros y se estima que en 2019 llegue a los 1.000 millones de euros. Los peligros más comunes en España son los de zombies o bots, cuyo objetivo es enviar spam, virus o malware a otros equipos.

   Estos datos, recogidos en el último informe del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información y el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), ponen de manifiesto el problema de ciberseguridad en España. Por ello, Techco Security, compañía centrada en sistemas electrónicos de seguridad y protección contra incendios, ha elaborado un decálogo de recomendaciones para proteger a las pymes de los ciberataques.

1. No conectarse a dispositivos no autorizados: algunos dispositivos pueden infectar el sistema con un virus malicioso. Estos equipos pueden tener un código que esté a la espera de que se conecte a un ordenador de la empresa para activar el virus.

2. No usar un ordenador sin antivirus: si se accede a datos confidenciales desde un ordenador que no cuenta con un sistema antivirus, se pone en riesgo la información de la empresa, ya que algunos software maliciosos pueden acceder a su sistema y espiar sus movimientos.

3. Usar claves de bloqueo en el ordenador y teléfono móvil: cuando no se esté usando el ordenador o 'smartphone' se deben mantener a resguardo con una clave de seguridad.

4. Contar con una buena contraseña puede proteger la información confidencial y los dispositivos: es recomendable usar contraseñas de seguridad que protejan las carpetas que contengan información confidencial, así como los USB, 'smartphones y ordenadores.

5. Utilizar contraseñas difíciles de adivinar: que incluyan mayúsculas o minúsculas, números o puntuación, dificulta el acceso a la información confidencial.

6. Ser cauteloso y desconfiar de emails y enlaces sospechosos: uno de los objetivos más comunes de los hackers son las listas de correos electrónicos de las compañías. Si se recibe un e-mail sospechoso de gente desconocida, se debe borrar.

   7. No instalar programas no autorizados en el ordenador del trabajo: las aplicaciones maliciosas se hacen pasar por programas de juegos, herramientas o incluso como antivirus para acceder a la información de las pymes o infectar el sistema con un virus.

8. No dar información confidencial: los ciberdelincuentes suelen ser muy convincentes y pueden hacerse pasar por miembros de compañías de asistencia informática para poder acceder a la información privilegiada.

   9. Estar alerta e informar sobre cualquier actividad sospechosa: hoy en día se conocen a muchas personas a través de las redes sociales, y algunos estafadores se aprovechan de esta nueva forma de sociabilizarse para ponerse en contacto con los responsables de los negocios.

   10. No dejar la información confidencial encima del escritorio: cualquier persona que vaya de visita puede verlo y tener acceso a documentación que debe mantenerse en privado.