Actualizado 28/04/2015 18:49 CET

Audi está creando combustible con agua y aire

Foto: AUDI

MADRID, 28 Abr. (Portaltic) -

   Audi ha anunciado que ha comenzado la producción de combustible diesel sintético hecho con agua, dióxido de carbono e hidrógeno. Un producto que a diferencia de otros combustibles fósiles se preocupa por el medio ambiente y supone un gran avance en la búsqueda de energías alternativas para frenar el cambio climático y el uso de combustibles fósiles.

   El combustible, que recibe el nombre de "e-diesel" y que está creado por el fabricante de automóviles y la empresa de energía Sunfire, está siendo producido en una planta situada en Dresden (Alemania) y es el resultado de mezclar agua, CO2 y electricidad obtenida de energías renovables como la solar, éolica o hidroeléctrica. Parte del dióxido de carbono empleado se obtiene del aire por lo que aseguran cumplir con la sostenibilidad ambiental.

   Audi ha publicado un diagrama en el que se muestran los pasos para producir el combustible. En líneas generales, se puede ver como en el primero se calienta el agua para generar vapor para que sea posible la división entre hidrógeno y oxígeno por medio de electrólisis a alta temperatura. Esto proceso implica alcanzar hasta 800 grados Celsius.

   En los dos pasos siguientes el hidrógeno reacciona con el CO2 en reactores de síntesis. De nuevo, bajo presión y a altas temperaturas. Y se obtiene un producción de reacción que es un líquido que surge a partir de compuestos de hidrocarburos y recibe el nombre de azul crudo.

   Mientras que en las dos fases anteriores tenía lugar la electrólisis y la conversión, el último paso es el de tratamiento, donde tiene lugar el proceso de refinación. Para conocer más a fondo el proceso de producción, Audi ha publicado un vídeo donde lo explica.

   "Si logramos generalizar el uso del CO2 como materia prima, vamos a hacer una contribución crucial para proteger el clima y el uso eficiente de los recursos, y poner en su sitio los fundamentos de la 'economía verde'", ha dicho la ministra alemana de educación e investigación, Johanna Wanka, en el comunicado, donde casualmente se indica que los primeros cinco litros de e-diesel se vertieron en el coche oficial de Wanka, un Audi A8.

   La planta de Dresden producirá 3.000 litros de este combustible en los próximos meses. Desde Sunfire, afirman que será posible producir 160 litros por día. Sin duda, un gran avance para cuidar la naturaleza y combatir el cambio climático.

Para leer más