Actualizado 07/06/2014 13:27 CET

Los cazafantasmas: 10 curiosidades que posiblemente no sabías

MADRID, 7 Jun. (Portaltic/EP) -

   La película de Los cazafantasmas celebra este 7 de junio su 30 aniversario. El film se estrenó en 1984 y ha conseguido llegar a ser todo un clásico. Como sucede con las películas que se convierten en títulos de culto, existen un sin fin de anécdotas en torno al film. Una infografía sobre Los cazafantasmas permite repasar alguna de esas curiosidades en torno a la película, que seguro que sorprenderán a más de uno.

1. un reparto lleno de anécdotas

Los actores que interpretaron a los personajes principales de Los cazafantasmas fueron uno de los mayores éxitos de la película. El carisma de Bill Murray o las interpretaciones de los también guionistas Dan Aykroyd y Harold Ramis son legendarios. Sin embargo, en un principio el nombre de Bill Murray no estaba entre los elegidos para participar en el proyecto.

La idea original era que John Belushi, Eddie Murphy y John Candy acompañasen a  Dan Aykroyd y Harold Ramis. Sin embargo, las circunstancias no fueron propicias. John Belushi falleció antes del rodaje y Murphy y Candy finalmente no participaron. Para suplicar a Belushi se pensó en actores como Michael Keaton o Chevy Chase, pero ambos rechazaron la apuesta. De esta forma, finalmente se apostó por Bill Murray, Ernie Hudson y Rick Moranis, que consiguieron un hueco en la historia del cine gracias a sus interpretaciones.

También relacionado con el casting de Los cazafantasmas, otra curiosidad es la participación del director de la película, Ivan Reitman, que se encargó de doblar a Moquete, el simpático fantasma verde. Según parece, Moquete trataba de ser un homenaje al desaparecido Belushi y Reitman se encargó de ponerle voz para darle un toque más personal.

La segunda entrega de la película también guarda algunos secretos en torno a sus actores. En concreto, el hijo de Dana Barret (Sigourney Weaver) en Los cazafantasmas 2, conocido como Oscar, fue interpretado por una pareja de gemelos, William T. Deutschendorf y Henry J. Deutschendorf, que eran absolutamente idénticos.

2. Presupuesto y producción

El presupuesto de la película se fijó en 25 millones de dólares, una cantidad importante pero alejada de otras grandes producciones de la época. Teniendo en cuenta que se trataba de un film fantástico que necesitaba grandes efectos especiales, el dinero destinado tuvo que ser muy bien aprovechado para conseguir un resultado como el obtenido. Además de la limitación económica, el proyecto contó con un límite de tiempo muy ajustado. El objetivo era tener lista Los cazafantasmas en 12 meses, lo que supuso un rodaje a contrarreloj.

3. Efectos especiales caseros

La película de los cazafantasmas ha pasado a la historia por su guión, su banda sonora, sus interpretaciones y por supuesto por sus efectos especiales. Para ser una película de 1984, el resultado en ese campo fue sobresaliente y el film sigue teniendo vigencia en la actualidad pese a que existen técnicas mucho más avanzadas.

El mérito del gran trabajo en cuanto a efectos especiales es aún mayor dado que el presupuesto destinado para ello fue limitado. Sin embargo, los responsables de la película supieron optimizar al máximo los recursos y emplearon técnicas muy poco avanzadas pero sí efectivas para conseguir un excelente resultado. En concreto, algunos de los objetos que en ocasiones flotan como muestra de la actividad paranormal en la película se elevaron a través de claves, renunciando a técnicas informáticas más costosas. Un ejemplo similar sucedió con la primera entrega de Star Wars y confirma el ingenio de sus responsables.

4. Icono de Nueva York, pero grabada en Los Ángeles

Los cazafantasmas desarrolla su trama en la ciudad de Nueva York. El film consiguió convertirse en todo un icono para la ciudad, y la referencia a monumentos y lugares emblemáticos es constante. Sin embargo, Los espacios principales de Los cazafantasmas no corresponden a Nueva York. La película se rodó en su mayor parte en Los Ángeles. Por ejemplo, la sede de Los cazafantasmas era una estación de bomberos abandonada en Los Ángeles, no en Nueva York

5. Un logo que pasará a la historia

La imagen corporativa de Los cazafantasmas se ha convertido en todo un emblema. El fantasma con la señal de prohibido fue parte fundamental de la promoción de la película y actualmente sigue siendo una marca reconocida por fans y cinéfilos. El encargado de su diseño fue el productor de la película Michael Gross, que siguió la idea descrita por Dan Aykroyd en el guión original.

6. El teléfono de Los cazafantasmas

Durante la película Los cazafantasmas ofrecen sus servicios a los neoyorquinos a través de un anuncio de televisión. En dicho anuncio se facilita un número de teléfono, que no tardó en convertirse en un éxito entre los usuarios. En la película el número tenía un prefijo 555, que en realidad no tiene validez. Sin embargo, el director de la película decidió cambiarlo y habilitar un número real que comenzaba por 800. Así, los seguidores que llamaban al número de Los cazafantasmas podían disfrutar con una grabación de los actores Bill Murray y Dan Aykroyd. La línea registró 1.000 llamadas por hora al día durante 6 semanas.

7. Un coche para la historia

El coche de los fantasmas se ha convertido en uno de los vehículos históricos dentro del mundo del cine. Se escogió una ambulancia Cadillac de 1959 modelo Miller-Meteor. El coche tuvo que ser restaurado y acondicionado para la película. Después de la segunda entrega de Los cazafantasmas, el Ecto-1 quedó en muy malas condiciones. Tras años en una situación ruinosa, los actores de la película pidieron que el vehículo se restaurase como homenaje.

8. Un muñeco de 20.000 dólares

El gigantesco muñeco de mashmallows es otro de los iconos de Los cazafantasmas. Se trata de uno de los momentos más recordados de la película y supuso todo un reto para los responsables de efectos especiales. En total se destinaron 20.000 dólares a la creación del muñeco, que posteriormente quedó destruido tras la grabación.

9. La Estatua de la Libertad más grande

En Los cazafantasmas 2 hubo que realizar una réplica de la Estatua de la Libertad para una de las escenas más célebres. Como curiosidad, la reproducción era un 30 por ciento más grande que el modelo original. Las necesidades del rodaje hicieron que un tamaño superior se adaptase mejor.

10. Mucho más que una película

El éxito de la película motivó el lanzamiento de un sinfín de productos relacionados. Figuras de acción, camisetas, carteles e incluso videojuegos han adoptado la imagen y la trama de Los cazafantasmas. El universo en torno a Ghostbuster también se ha adaptado al mundo Lego y hay recreaciones espectaculares de los personajes y los escenarios.

Así, se confirma que Ghostbuster es mucho más que una película y en concreto ha dado de sí incluso para varias series. En primer lugar está The Ghost Buster, una serie de la productora Filmation para la CBS, que vio la luz en 1975. Después de esa serie se lanzó la película de Columbia Pictures de Los cazafantasmas, que solo compartía el nombre con la serie de 1975, ya que los personajes y la trama eran totalmente distintos.

Intentando aprovechar el tirón de la película, Filmation lanzó una serie de animación, pero inspirada en su propia serie de 1975, no en la trama de los films. De la misma manera, también se estrenó The Real Ghostbuster, otra serie de animación que sí estaba inspirada en las conocidas películas. El circulo se completó más tarde con la segunda película de Los cazafantasmas. Así, queda demostrado que el mundo de Los cazafantasmas dio para mucho más que para una película y de cara al futuro a buen seguro seguirá ofreciendo posibilidades para nuevos productos.

Enlaces relacionados:
Noticia sobre el aniversario de Los cazafantasmas (http://www.europapress.es/portaltic/portalgeek/noticia-cazafantasmas-cumplen-30-anos-plena-forma-20140607112050.html)
Infografía con las curiosidades (http://imgur.com/ZMi8Zzs)