La historia de hitchBOT, el robot autoestopista que murió antes de completar su viaje

   MADRID, 8 Ago. (Portalgeek) -

   hitchBOT, el robot canadiense autoestopista que prentendía hacer un largo recorrido en América documentándolo con fotos y confiando en la voluntad de los extraños no ha podido terminar su cometido. Dos semanas despues de comenzar su viaje, ha sido asesinado, demostrando que ser un valiene viajero "a dedo" nunca ha sido una buena idea.

   En apenas 14 días, el robot ya había pisado Boston, Salem, Gloucester, Marblehead y Nueva York. Filadelfia fue el lugar que le aguardó el fatal destino, según anunciaron los creadores de hitchBOT (de aspecto infantil) después de que se enviaran fotos del acto vandálico donde se puede ver una imagen del mismo abandonado en la calle con los brazos rasgados.

   "A veces las cosas malas le suceden a robots buenos", expusieron los creadores de hichBot, quienes durante sus viajes anteriores en autostop a través de Canadá y Alemania retrataron los sitios visitados, en un comunicado. "Queremos recordar los buenos tiempos y animamos a los amigos y fans de hitchBot a que hagan lo mismo".

   

   

   El robot fue desarrollado por David Harris Smith, de la Universidad McMaster, y Frauke Zeller, de Ryerson University. Estaba equipado con un vocabulario limitado pero podía llevar a cabo conversaciones básicas y tenía acceso a Wikipedia. La ubicación de hitchBot era rastreada mediante GPS y una cámara instantánea realizaba fotos cada 20 minutos para documentar los viajes.

   Sin embargo, no posible determinar el lugar exacto donde se encuentran los restos de hitchBOT porque su batería quedó destruida tras un acto vandálico y no funcionan los componentes. Eso sí, su triste final aparece en un vídeo que se ha compartido en la Red, donde un joven que patea al robot sin piedad.

EXPERIMENTO SOCIAL

   El robot HITCHbot fue diseñado como parte de un experimento social para ver si los robots pueden confiar en los seres humanos, según informaron los creadores en junio del año pasado. La respuesta, al parecer, dado el final de este aventurero, es que no.

   "Sabemos que muchos de los fans de hitchBOT se sienten decepcionados, pero estamos seguros de que este gran experimento no ha sido en vano", señalaron Harris y Zeller, en el comunicado. "Por ahora nos concentraremos en la pregunta '¿qué se puede aprender de esto?' y explorar futuras aventuras de robots y seres humanos".