En esto consiste la Ley de Protección de Datos aprobada por el Senado, que regula la propaganda política en Internet

Actualizado 22/11/2018 14:09:50 CET
Protección de datos, recurso
PIXABAY/CC

   MADRID, 22 Nov. (Portaltic/EP) -

   El Senado ha aprobado este miércoles el proyecto de la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, que regula el uso de datos personales de ciudadanos en Internet y que abre las puertas a la elaboración de perfiles de votantes por parte de partidos políticos y extiende el derecho al olvido a las redes sociales.

   La reforma ha sido apoyada por una amplia mayoría de partidos políticos de la Cámara Alta, con el voto en contra de Unidos Podemos, Compromís, Nueva Canarias y Bildu, en medio de la polémica por el artículo '58 bis' sobre utilización de medios tecnológicos y datos personales en las actividades electorales de los partidos políticos.

   La nueva ley, aprobada por el Senado el miércoles, establece unos principios de protección de datos aplicados a Internet como la exactitud de los datos o el deber de confidencialidad que afectan a todos los actores en Internet.

   Además, establece una serie de derechos para las personas en su uso de Internet que se traducen en un total de seis: derecho de acceso a datos personales --como ya contemplaba el RGPD--, así como de rectificación, supresión, limitación del tratamiento, portabilidad y oposición de estos datos personales.

ARTÍCULO '58 BIS': PROPAGANDA POLÍTICA 'ONLINE'

   La normativa, que el Congreso de los Diputados había remitido al Senado para su aprobación el pasado mes de octubre, incorporó el pasado mes de abril una enmienda al artículo 58 que afecta al tratamiento de datos personales en actividades electorales.

   El artículo '58 bis' considera "amparada en el interés público" la recopilación de datos sobre la ideología de internautas por parte de partidos políticos, coaliciones y agrupaciones electorales, para la realización de actividades de propaganda electoral.

   Como limitaciones a este uso, la ley establece que los datos procedan de "páginas web y fuentes de acceso público". La propaganda 'online' queda regulada como el resto de propaganda electoral, con la condición de identificar su naturaleza y permitir a los usuarios de un modo "sencillo y gratuito" demandar su derecho a no recibirla.

   Según la Plataforma en defensa de la libertad de información (PDLI), el artículo '58 bis' y el resto de la ley conducen a "convertir tus datos personales en mercancía electoral y legalizar el 'spam' político", según el director legal de la PDLI, Carlos Sánchez Almeida.

   Por su parte, el abogado David Bravo, miembro también de la PDLI, ha considerado que la ley permite que los partidos políticos puedan tener una base de datos de ciudadanos ordenados "por la ideología que parecen tener según sus manifestaciones en Internet".

ARTÍCULO 94: DERECHO AL OLVIDO EN REDES SOCIALES

   Asimismo, la normativa recientemente aprobada contiene también otras disposiciones que afectan a los internautas. Una de las más destacadas figura en el artículo 94, que extiende el derecho al olvido de los ciudadanos también a las redes sociales. Anteriormente, este derecho afectaba solamente a la información indexada en buscadores y a las páginas web.

   A raíz de este artículo, las personas tienen derecho a reclamar que se elimine cualquier dato proporcionado a una red social por ellos mismos. También es posible reclamar que se eliminen datos proporcionadas por otros usuarios, siempre que estos sean "inadecuados, inexactos, no pertinentes, no actualizados o excesivos".

   El artículo 94 establece también como excepciones los casos en que las "circunstancias personales" del afectado entren en conflicto con las redes sociales, prevaleciendo los del usuario, así como los casos en que el usuario sea menor de edad, en cuyo caso los datos deben eliminarse obligatoriamente solo con solicitarlo.

ARTÍCULO 85: DERECHO DE RECTIFICACIÓN

   Otro de los puntos clave es la regulación del derecho de rectificación, contenida en el artículo 85 de la nueva ley de protección de datos y que determina cómo debe actuar un actor de Internet cuando recibe una solicitud de rectificación pertinente, sin necesidad de eliminar el contenido.

   El derecho de rectificación contempla los contenidos que "atenten contra el derecho al honor, la intimidad personal y familiar en Internet y el derecho a comunicar o recibir libremente información veraz", como recoge el texto.

   Este derecho de rectificación afecta tanto los medios de comunicación digitales como a los usuarios a través de sus cuentas de redes sociales. La Plataforma en defensa de la libertad de información ha criticado lo que considera un "endurecimiento del derecho honor para mensajes en redes sociales".

Contador