La industria española del videojuego está más viva que nunca

Actualizado 13/07/2015 17:28:46 CET

   MADRID, 13 Jul. (Portaltic/EP) -

   La Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimiento (DEV) ha presentado hoy, en la Biblioteca Nacional de Madrid, la edición 2015 del Libro Blanco del desarrollo español de videojuegos, un estudio sobre la industria española del videojuego. Dicho estudio ha contado con el apoyo de la U-tad, el Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital, y del ICEX, el Instituto Español de Comercio Exterior.

   En la presentación se ha hablado de la industria española del videojuego, poniendo al día los datos recabados desde la edición del 2014 de este estudio. Uno de los datos más llamativos que se han puesto en claro ha sido el importante aumento de la facturación de la industria, la cual ha llegado a facturar 412,4 millones de euros en 2014, un 31% más que en 2013. Además, el año pasado se registraron más de 400 empresas en el sector, unas 70 empresas nuevas nacionales, lo cual ha generado también un aumento en el empleo, el cual se ha visto potenciado hasta superar en un 28% las cifras de 2014. El punto negativo de este incremento en el empleo es que el género femenino sigue muy por detrás, ocupando un bajo 18% de los puestos.

   Una de las funciones que tiene este estudio es analizar el sector de cara al desarrollo del mismo. En España, al igual que en el resto del mundo, las ventas digitales de videojuegos han aumentado considerablemente. En nuestro país esto se ha traducido en que en el año anterior, solo un 11% de la facturación provenía de videojuegos físicos: "se confirma la tendencia de que nos estamos pasando al mundo online", afirma el director editorial de Virtual Toys, Gilberto Sánchez.

   La industria española está financiada principalmente por capital nacional (93%) y se caracteriza por su gran componente exportador, ya que el 56% de sus ventas tiene como destino los mercados internacionales.

MADRID Y CATALUÑA CONCENTRAN EL 50% DE LOS ESTUDIOS

   En España hay censadas más de 400 empresas de videojuegos en activo, es decir un 21 % más que en 2013. Además, se ha constatado la actividad de más de 180 iniciativas y proyectos empresariales a la espera de consolidarse como empresas. Esta cifra da una idea del potencial de crecimiento que presenta el sector.

   En cuanto a la distribución geográfica, 5 comunidades autónomas concentran el 80% de los estudios de desarrollo. La mitad de las empresas siguen situándose en la Comunidad de Madrid (25%) o en Cataluña (24%). Cabe destacar que la Comunidad Valenciana (14%) ha sido la que mayor crecimiento ha tenido este año en cuanto a aparición de nuevos estudios. Le siguen Andalucía y País Vasco.

   La expansión y la nueva edad de oro que está viviendo la industria del videojuego, gracias al auge de los juegos para dispositivos móviles y a los modelos de distribución digital, ha ayudado a que nuevas sociedades hayan aparecido aprovechándose de estas plataformas y cumpliendo así una fuerte demanda de los usuarios. La mayoría de estudios tienen menos de 5 años de antigüedad (65%), y 28% de ellas tienen menos de dos años, por lo que se las considera empresas de reciente creación.

LA REALIDAD VIRTUAL: LA GRAN APUESTA

   Con respecto a las nuevas tecnologías y paradigmas, es destacable ver cómo la gamificación y los serious games se consideran tendencia en el desarrollo de videojuegos, tanto para desarrolladores como para expertos del sector (77%).

   Del mismo modo, es interesante apreciar cómo la realidad virtual y los dispositivos inmersivos son la tendencia que más interés despierta entre los estudios españoles, siendo el único segmento en el que la intención de utilizarlo en el futuro supera su implementación al día de hoy.

   "Hoy en día pequeños estudios fundados hace apenas unos años han conseguido levantar importantes rondas de financiación que les han permitido despegar a nivel internacional. Nutrir a los estudios de ayudas, financiación y marco fiscal comparables a los de nuestros competidores consolidaría el crecimiento de nuestra industria", afirma Ignacio Pérez Dolset, presidente de DEV. "La industria del videojuego es además uno de los principales motores de desarrollo de las industrias digitales por lo que el impulso de este sector tiene un extraordinario impacto en el crecimiento de la economía digital en su conjunto", añade.

PREVISIONES DE LA INDUSTRIA

   Según lo recogido en el propio Libro Blanco, se prevé una gran consolidación del sector industrial que, hasta el año 2018, crecerá a una tasa anual compuesta del 24,7%. Esto supone alcanzar los 1.000 millones de euros de facturación en 2018, triplicando el dato de 2013.

   Además, según datos de Digi-Capital, cerca del 45 % de los ingresos de la realidad virtual serán generados por videojuegos y, según KZero, en 2018 cerca del 20% de los jugadores dispondrán de un dispositivo de realidad virtual. Datos que marcan la importancia de este sector como motor de las industrias tecnológicas.

   De cumplirse estas espectativas, la industria española llegaría a ponerse en el nivel de industrias como la finlandesa o la irlandesa, industrias de países que, pese a tener un menor número de habitantes que España, están por encima de la nuestra.

   La industria nacional crece a buen ritmo, pero aún queda mucho por delante en el país. Es muy probable que este retraso en comparación a otras potencias se deba a que ha tardado muchos años en incorporarse la mentalidad de los videojuegos en España y aún hoy en día no está totalmente normalizada. Favoreciendo la creación de una comunidad en el sector que se ayude entre sí, se podrá ir siguiendo la dirección que lleve a España a ser una potencia importante en este sector.