Actualizado 18/01/2022 16:16

Intel cree que la escasez de componentes no habrá terminado del todo en 2023

Procesadores.
Procesadores. - INTEL

   MADRID, 18 Ene. (Portaltic/EP) -

   La escasez de componentes que afecta a la industria electrónica global, en especial a la producción de procesadores, continuará teniendo impacto durante este año y algunos componentes concretos seguirán viéndose afectados en 2023, según las previsiones de Intel.

   El vicepresidente ejecutivo y gerente general de Client Computing Group de Intel, Gregory Bryant, ha abordado en una entrevista concedida a Gadgets360 las medidas que está tomando la compañía estadounidense para combatir las restricciones actuales que vive el mercado.

   Como ya había afirmando anteriormente el CEO de Intel, Pat Gelsinger, la empresa cree que la escasez de suministros seguirá al menos durante todo este año 2022, pero Bryant va más allá y afirma que "aún hay algunas restricciones de la cadena de suministro en los componentes del año que viene que tendremos que resolver".

   En concreto, el ejecutivo ha hecho referencia a algunos "pequeños componentes" de los procesadores, como nodos antiguos, que a pesar de no utilizar las últimas tecnologías son los responsables de la mayoría de retrasos en los productos finales.

   No obstante, la compañía cree que la situación actual mejorará con el tiempo, y destaca que ha llevado a cabo "enormes inversiones en capacidad de producción y suministro" para evitar la falta de componentes en la industria global.

   Bryant ha hablado también sobre algunos de los últimos anuncios de Intel en el pasado CES 2022 de Las Vegas (Estados Unidos), donde se presentaron los nuevos procesadores para portátiles Intel Core H-Series de 12ª generación, junto con la nueva generación de procesadores para sobremesa y para equipos ligeros y de pequeño tamaño.

   Uno de las novedades fue la función Deep Link, que mejora el rendimiento en la creación de contenido dirigiendo de forma inteligente la energía entre la CPU y la GPU, aunque esta función diferirá entre ordenadores de sobremesa y portátiles. "Nuestro plan es brindar la mayor cantidad posible de las bondades de Deep Link a todos los usuarios de Arc, pero habrá algunas diferencias de plataforma", según Bryant.

   Intel ha abordado también los cambios de necesidades que siguen experimentando los usuarios de todo el mundo a causa de la pandemia de Covid-19, y algunas de sus medidas de respuesta, como las funciones de colaboración y videollamadas presentes en la tercera generación del estándar Evo de certificación de portátiles, también anunciado durante CES 2022.

   Bryant considera que "el trabajo híbrido ha llegado para quedarse" y que el objetivo de futuro de las compañías tecnologicas como Intel en la nueva normalidad debe ser "hacer la experiencia tan buena como sea posible".