Un juez de EEUU permite al FBI acceder a correos electrónicos de Google en el extranjero

Actualizado 06/02/2017 16:07:49 CET
Foto de archivo del logo de Google
CHRIS HELGREN / REUTERS

   MADRID, 6 Feb. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Un juez de Philadelphia ha concedido al FBI una orden de registro gracias a la cual podrá tener acceso a unos correos electrónicos de Gmail procedentes de un servidor localizado fuera de Estados Unidos, una decisión que contradice a una sentencia del Tribunal Federal por un caso similar, podría poner en peligro la privacidad de los usuarios.

   La polémica sentencia fue firmada el pasado viernes por Thomas Rueter, un juez-magistrado del Estado de Philadelphia, según la agencia Reuters. Esta decisión llega a raíz de un caso de fraude en el que el FBI solicitó una orden de registro para unos correos electrónicos de Google que fueron enviados a Estados Unidos desde el extranjero.

El dictamen de Rueter contradice la sentencia de la Corte de Apelaciones de Nueva York en un caso similar de julio del año pasado. En este caso, relacionado con la venta de drogas, se estableció que Microsoft no tendría que entregar sus correos electrónicos almacenados en Irlanda a pesar de la petición de la Policía. La decisión fue celebrada por la Asociación de Libertades de Libertades Civiles por preservar la privacidad, y el mismo tribunal decidió en enero de este año no revisarla.

   A pesar de la existencia de esa sentencia, Reuter dictaminó que la transferencia de los emails de un servidor extranjero no supone invadir la privacidad de los usuarios, afirmando que no hay "interferencias significativas" con el "derecho posesorio" de los usuarios de las cuentas.

"Aunque la recuperación de los datos electrónicos de Google desde sus múltiples centros de datos en el extranjero tiene el potencial de una invasión de la privacidad, la infracción real de la privacidad se produce en el momento de su divulgación en los Estados Unidos", recoge la sentencia.

   A través de un comunicado publicado este sábado, Google ya ha anunciado que apelará la decisión. A pesar de que la compañía de Mountain View recibe cerca de 25.000 peticiones al año por parte de las autoridades de Estados Unidos, no existe una legislación actualizada. La única ley federal sobre la materia es la Ley de Almacenamiento de las Comunicaciones (Stored Communications Act), del año 1986.

Para leer más