Un programa con nieve virtual permite reducir el dolor causado por quemaduras

Hunter Hoffman
UOC
Actualizado 17/03/2011 14:41:10 CET

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La realidad virtual puede convertirse en "el mejor analgésico" para superar determinados dolores, según asegura el investigador de la Universidad de Washington (Estados Unidos), Hunter Hoffman, quien está utilizando con éxito un nuevo programa con nieve ficticia para reducir la sensación de dolor de pacientes con quemaduras graves.

Hoffman, que ha participado recientemente en un congreso sobre nuevas tecnologías aplicadas en el ámbito sanitario, HICT2011, organizado por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), ha destacado que mediante varios programas de 3D y programas de realidad virtual ha conseguido reducir la sensación de dolor de sus pacientes hasta un 60 por ciento.

Uno de estos programas, que se conoce 'SnowWhite', es un juego de realidad virtual en 3D para niños que han sufrido quemaduras graves y que por su condición, tienen que someterse a curas diarias que les resultan especialmente dolorosas.

Los pacientes llevan un casco de realidad virtual que, además de impedirles ver su herida, les hace sumergir en un gélido paisaje de nieve y hielo donde pueden lanzar bolas de nieve, entrar en iglús o jugar con pingüinos.

Según ha explicado este experto, gracias a este programa han conseguido reducir la sensación de dolor entre un 25 y 50 por ciento "engañando" al cerebro.

"El tratamiento hace que se olviden del dolor que están sufriendo", ha explicado Hoffman, recordando que los efectos son similares en adultos y niños.

De este modo, y aunque "los adultos son inicialmente más escépticos", tienen "más capacidad que los niños para mantenerse concentrados durante un tiempo prolongado".

Este programa se está utilizando en algunos centros de Países Bajos, Estados Unidos y Canadá. En el caso de España, por contra, todavía no se está aplicando esta técnica, si bien es cierto que "hay otros métodos de realidad virtual para ayudar en el tratamiento de problemas mentales tales como trastornos de ansiedad, fobias y depresión".

OTRAS APLICACIONES.

"La realidad virtual puede tener buenos resultados en pacientes que padecen claustrofobia", explica este experto, ya que hay pacientes incapaces de tolerar un escáner cerebral debido a que las personas que tienen miedo a los lugares pequeños y se ponen muy ansiosas cuando tienen que estar dentro de un tubo.

En estos casos, "programas como 'SnowWorld' podrían ser útiles para distraerlos durante el procedimiento ya que, aunque no los curaría de su fobia en el momento, sí les permitiría hacerse el escáner con más facilidad".

Además, Hoffman ha explicado que también recurre a los mundos virtuales para curar el estrés postraumático o las fobias. Con otro programa, que se llama 'Spider World', combate la fobia a las arañas de forma tan efectiva que los pacientes terminan siendo capaces de coger una tarántula con sus propias manos, según asegura.