Las DO de aceite de oliva andaluzas piden más rigor en control de calidad

Actualizado 20/12/2011 19:52:38 CET
EUROPA PRESS

JAÉN, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las denominaciones de origen de aceite de oliva de Andalucía han considerado este martes que el rigor en los controles de calidad de este producto "debe ser superior", por lo que han instado a las administraciones a desarrollar medidas que redunden en ese objetivo, al tiempo que han defendido el mantenimiento de otras ya existentes como el test en la cata sensorial.

Así lo ha indicado a los periodistas José Manuel Bajo, secretario de la Sectorial de Aceite de Oliva Virgen con Denominación de Origen de Andalucía, organismo que agrupa a las trece DO regionales y que este martes ha celebrado una reunión de trabajo en la Diputación de Jaén, en la que uno de los principales asuntos abordados en el encuentro ha sido el de calidad, una materia en la que llevan "mucho tiempo" trabajando.

"No pensamos que no haya rigor (en los controles). Creemos que hay rigor, pero que ese rigor debe ser superior", ha declarado Bajo, para quien de lo contrario podrían producirse "dos circunstancias bastante peligrosas" en el futuro: que los productores y almazareros al competir en mercados crean que el producto etiquetado como extra no necesariamente tiene que cumplir las características que marcan, lo que haría que haría caer el nivel de calidad general, así como la banalización del propio mercado por la que el consumidor "pasará factura".

Preguntado por la posibilidad de deterioro del aceite de oliva en el transporte o el almacenaje (la Junta descartó, por ejemplo, el pasado agosto un posible fraude en el etiquetado y atribuía la pérdida de calidad a su mala conservación), Bajo ha aclarado que el único defecto que puede aparecer por esas causas "se llama rancidez" y, en cualquier caso, evitarlo "pasa por la fijación de criterios de conservación, de cláusulas contractuales que se pueden regular para que permitan una seguridad jurídica para quien compra y para quien vende. Pero por lo que no pasa es por eliminar el panel test", ha aseverado.

En este sentido, ha destacado el mantenimiento de la cata sensorial como uno de los objetivos básicos de las denominaciones andaluzas ante voces ciertas propuestas de autoridades nacionales y comunitarias e, incluso, desde el sector para modificar los controles de calidad de los aceites de oliva vírgenes. Por ello, elevarán una moción al Gobierno español, a la Unión Europea y al Consejo Oleícola Internacional en apoyo de continuar los controles del test en la cata sensorial al entender que en la valoración es fundamental no sólo el análisis físico-químico sino también sensorial que permite demostrar de forma directa la calidad objetiva.

RENTABILIDAD

Además del propio beneficio que en sí supone una mayor calidad, el secretario de la sectorial andaluza ha incidido en la influencia fundamental que fomento tendría en la rentabilidad de las explotaciones. "Como no somos, en términos de costes, los más baratos, sí muy eficientes, la calidad es uno de los pocos argumentos que nos quedan para sostener el precio. Es la grasa vegetal más cara que hay, también la más saludable y la que más sensaciones transmite a los consumidores y la que más usos puede tener y va a competir con otras grasas o con otros aceites de menor costes", ha explicado para apostar por "ser los mejores" en criterios de calidad.

A lograr este fin no ayudan "cosas chuscas" que aparecen en los borradores de reglamento de la propuesta de reforma de la Política Agraria Común (PAC) como es el hecho de que en los fondos destinados a investigación y desarrollo y mejora y control de la calidad "España ni siquiera aparece". Al respecto, Bajo ha afirmado, además, que ese texto no hay nada "que favorezca al olivar tradicional ni siquiera al sostenimiento de la renta de aquellos que los están haciendo mejor".

"No pedimos dinero, pero sí que se considere que la competitividad también pasa por ofrecer más calidad. Ser capaces de vender mejor con calidad un producto que, además viene de un cultivo social: ocupa mucha gente, sostiene a la gente al territorio, de modo que no se pide que se le subvencione, sino que se le considere como una parte fundamental en la competitividad del sector", ha hecho hincapié.

PROMOCIÓN

Los integrantes de la sectorial andaluza también han estudiado otros asuntos en su reunión, como la promoción de sus productos. Al respecto, pedirán a la Interprofesional nacional del aceite de oliva un "poyo cierto y decidido" de los que tienen denominación de origen. "Las campañas de la interprofesional lo que están haciendo ahora mismo es potenciar el aceite de oliva español. En las denominaciones, lo que hay es aceite de oliva virgen extra con señas de identidad propias", ha concretado.

Por ello y a pesar de que hasta ahora "sólo ha habido negativas" van a instar a los responsables del citado organismo "para que parte de sus fondos, al menos la cuota económica correspondiente a las zonas con denominación, "se aplique a los distintivos de sus aceites, esos aceites supercontrolados que son la punta de lanza de la calidad española".

EUROPA PRESS