Actualizado 28/01/2021 17:22 CET

Un 52% de los españoles cree que la educación digital en centros educativos es regular o deficiente, según un estudio

Un alumno dirigiéndose a la puerta de su colegio en Madrid
Un alumno dirigiéndose a la puerta de su colegio en Madrid - Eduardo Parra - Europa Press

   Cataluña ha invertido el 37% de los fondos COVID para la educación digital; Extremadura y La Rioja no han gastado nada para este tema

   MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El 52% de la población española considera que la educación digital en los centros educativos es regular, deficiente o incluso muy deficiente, aunque hay marcadas diferencias entre tipologías de centro, pues en los públicos solo un 26% considera que la educación digital es excelente o buena, mientras que en los concertados lo considera así un 54% y en los privados asciende al 61%.

   De la misma forma, existe una diferencia significativa por nivel de renta en la percepción sobre la educación digital. Mientras que las respuestas de la población con renta más baja considera que ésta es deficiente o muy deficiente en un 33%, la población con rentas más altas solo lo considera en el 12% de los casos.

   Así lo concluye el informe 'Cole Seguro: la seguridad de la educación durante el primer trimestre del curso 2020/2021' de Plataforma de Infancia y Political Watch, que da a conocer la percepción ciudadana sobre la seguridad en las aulas y las medidas implantadas por los centros escolares y las administraciones públicas.

   Para la elaboración del estudio, que se ha presentado este jueves, se ha realizado un examen exhaustivo de más de 10.000 contratos públicos y se ha contado con la opinión de alrededor de 2.500 personas relacionadas con el ámbito educativo.

   Según la encuesta realizada a la comunidad educativa, un 42% de los participantes manifiesta que se han facilitado equipos informáticos al alumnado para la educación digital, aunque en un 20% de los casos ha sido insuficiente, y solo un 29% de los profesores asegura que se le ha facilitado equipos informáticos, aunque un 9% de estos lo considera insuficiente.

   Otro dato que aporta el informe es que la gran mayoría de los encuestados (82%) afirma que las medidas adoptadas en el ámbito educativo para adaptarse a la COVID tendrán algún tipo de impacto sobre la salud mental y el bienestar emocional de los niños.

   En cuanto a las medidas adoptadas, el 90% de los centros aseguran que han proporcionado gel hidroalcohólico suficiente para toda la comunidad educativa, en el 88% de los centros se han aplicado medidas adicionales de ventilación y en el 77% se han establecido grupos de convivencia en todos los cursos, habiéndose respetado todos o en la mayoría de las ocasiones en un 84% de los casos.

   No obstante, el 57% de los centros no ha reducido el número de estudiantes por grupo con respecto al curso pasado, en un 46% de los centros no se han habilitado nuevos espacios como aulas, y un 60% no proporcionan siempre o en la mayoría de las veces mascarillas para todo el personal.

   Por otro lado, el informe revela que el 82% de las familias encuestadas ha tenido que incrementar su gasto educativo con respecto a cursos anteriores.

DISPARIDAD EN LA DISTRIBUCIÓN DE LOS FONDOS COVID POR CCAA

   El informe también analiza la inversión realizada por las comunidades autónomas para garantizar el derecho a la educación a cargo de los Fondos COVID del Estado, revelando que hay bastante disparidad sobre en qué han invertido las comunidades autónomas estos fondos.

   En cualquier caso, el documento señala que las dos categorías que concentran la mayor parte de la inversión son: la contratación de personal docente (que suma más del 50% de la inversión realizada), seguido de la educación digital. Si a ello se suma la inversión en obras y en la contratación de personal no docente, la inversión alcanzaría el 80%.

   Pero hay diferencias en el porcentaje invertido por temáticas por territorios. Así, por ejemplo, en La Rioja se ha invertido el 91,64% de los fondos en contratar profesores, mientras que otras regiones, como Galicia, han invertido menos del 30%.

   También se aprecia esta diferencia en la inversión en educación digital. La norma generalizada ha sido para adquirir material informático, pero tres regiones han incluido la capacitación digital para el personal docente y otras tres comunidades han adquirido software para dar clases online.

   Aunque la inversión media ha sido del 10%, hay una enorme disparidad entre territorios: Cataluña y Melilla han invertido el 37% y 27%, respectivamente, mientras que otras como Castilla y León, Andalucía y Baleares no llegan ni al 2% de inversión en este tema. Y directamente, ni Extremadura ni La Rioja han gastado parte de los fondos en este tema.

   Llama la atención que el porcentaje es mínimo en inversión en elementos de protección, donde la comunidad que más ha invertido no llega al 23% (Navarra), y donde cuatro comunidades no han invertido nada: Andalucía, Asturias, Cataluña y La Rioja. Igualmente, las categorías de Materiales y de Transporte no han recibido ningún fondo por parte de 17 de los 19 territorios analizados.

Para leer más