Publicado 12/01/2022 13:35CET

Los alumnos españoles prefieren la educación presencial: casi un 34% de forma exclusiva y un 42% combinada con digital

Alumno en clase
Alumno en clase - Marta Fernández Jara - Europa Press

   Un estudio de FAD y BBVA refleja que la clase social y el nivel económico familiar han sido determinantes para estudiar online durante la pandemia

   MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio de FAD y BBVA sobre la experiencia y percepción de los jóvenes ante la adaptación digital de la escuela ha determinado que los alumnos españoles prefieren la educación presencial. De hecho, un 33,6% de los encuestados apuestan por este método de forma exclusiva, mientras que un 42,2% llaman a mantenerla en un sistema combinado con las tecnologías.

   El trabajo, que ha sido presentado este martes, se ha realizado en dos fases. En la primera se han creado dos comunidades online para determinar las principales preocupaciones del colectivo y plantear las preguntas de la encuesta; y en la segunda se ha realizado el cuestionario online a una muestra de 602 alumnos de entre 14 y 18 años, es decir, de ESO y Bachillerato.

   Tal y como ha explicado la directora técnica de FAD, Eulalia Alemany, durante la presentación, los resultados de esta investigación --que se ha realizado en junio del pasado año-- están marcados por la experiencia de los alumnos durante la pandemia, con un 2020 con los colegios cerrado y en donde muchos de ellos han tenido que adaptarse a la educación online.

   Por eso, según ha indicado, este estudio recoge con mucha claridad que "a mayores carencias" sociales y económicas de los jóvenes, "más dificultad de adaptación y seguimiento de las clases" se han detectado.

   SÓLO EL 28,1% SIGUIÓ "PERFECTAMENTE" LAS CLASE ONLINE Así, entre las cifras que ha destacado Alemany está que solo un 28,1% afirma que pudo continuar los estudios online en casa "perfectamente". Por el contrario, cerca de la mitad (47,2%) señala que lo hizo "bien" pero "con algunas dificultades", mientras que un 16,6% asegura que lo ha hecho "con bastantes dificultades" y un 4,3% que reconoce que le ha sido "casi imposible".

   La directora técnica de FAD ha puesto el foco en este último porcentaje que, según ha indicado, corresponde de forma mayoritaria a alumnos en situación más vulnerable.

UN 20% SIGUIÓ LAS CLASES CON EL MÓVIL

   Esta brecha también se detecta al preguntar por cómo han seguido las clases online. En este caso, la mayoría (más de un 40%) ha respondido en un ordenador portátil. Pero Alemany ha destacado que casi un 20%, que responde a un perfil más vulnerable, ha declarado haberlo hecho en un smartphone con la "dificultad" que, según ha destacado Alemany, esto supone para seguir una clase.

BRECHA DE GÉNERO

   Pero la digital no es la única brecha que recoge este trabajo, tal y como ha indicado Alemany, ya que también se detecta en este estudio una brecha de género. En concreto, han sido ellas las que más ansiedad, falta de motivación o falta de concentración han sufrido. Entre el 57% y el 60% de las alumnas dicen haber padecido estas situaciones, frente al entre 32% y 45% de los alumnos.

   Pero el porcentaje mayor, en ambos sexos, es el que se refiere al aburrimiento (que alcanzó el 67% en ellas y casi el 53% en ellos). Y es que, según la encuesta, la mayoría de los alumnos prefieren la presencialidad a la educación digital.

PROBLEMAS EN EL USO DE INTERNET

   Así, sólo el 12,5% de los alumnos de ESO y Bachillerato quieren una educación exclusivamente digital, frente al 33,9% que defiende un sistema exclusivamente presencial y un 42,2% que apuesta por un sistema combinado. De estos últimos, además, un 17,3% apostaría por los dos métodos pero con un mayor porcentaje de educación presencial, según el estudio.

   Para Alemany, esta situación también podría deberse a que, según los datos recogidos, uno de cada cuatro jóvenes señala haber tenido problemas con el uso de Internet o de dispositivos a lo largo del curso. De ellos, el 22,9% no pidió ayuda a nadie y el 46,6% de quienes no pidieron ayuda, la buscaron en Internet.

   En este sentido, el estudio destaca que cuando los jóvenes comparan su habilidad en relación a la de los diversos agentes que les rodean, la percepción sigue siendo alta. Así, el 81,9% afirma ser "mucho o algo" más habilidoso/a que su padre/madre (el 53,8% "mucho más"), y el 73,8% afirma lo mismo respecto a sus profesores.

PIDEN UNA ESTRATEGIA

   De hecho, entre las conclusiones que el estudio ha sacado de las aportaciones de estos adolescentes es que durante las clases en pandemia se "improvisó" mucho. Y, en este sentido, han llamado a los docentes y los centros a una "mayor organización" y "planificación" de los cursos para una "mejor adaptación" de los mismos a esta situación de combinación entre el sistema más tradicional y el digital.

   "No basta con comprar ordenadores o tener Internet en el aula, hay que tener estrategia, voluntad y capacidad", ha señalado la directora técnica de FAD en su intervención. En este sentido, ha indicado que las equipaciones digitales en los colegios españoles no presentan muchas diferencias (pizarras, ordenadores, salas de informática, entre otros equpamientos), a excepción de tablets, un producto que, según las encuestas, solo han reconocido tener los centros privados.

   En el acto ha estado presente la ministra de Educación y FP, Pilar Alegría, quien ha celebrado que se escuche a los jóvenes en esta materia, antes de reconocer que en muchas ocasiones se responde "por priorismo" a algunas materias y se "dan respuestas por hechas" que, después, "no se corresponde en muchos casos" con la opinión de los alumnos.

ALEGRÍA CELEBRA QUE SE APUESTE POR LA "PRESENCIALIDAD"

   En lo que sí coinciden autoridades y estudiantes, según ha destacado, es en la "apuesta tan clara por la presencialidad". "Me alegra que sea una decisión compartida", ha declarado, antes de recordar que, tanto en septiembre de 2021, como ahora en enero, se ha dado prioridad a que los alumnos vayan a las aulas que son, según ha indicado, "espacios seguros".

   Sobre la educación digital, Alegría ha reconocido que "no se puede seguir formando jóvenes con metodologías pasadas" y ha indicado que hay que "dar respuesta" a este "reto". En este sentido, ha indicado la importancia de afrontar esta situación sin que "provoque o acentúe las diferencias" entre alumnos.

   Para la ministra, una de las formas de "erradicar la desigualdad" es, precisamente, "apostar por la presencialidad" en las aulas.

AYUDAR A LOS MÁS VULNERABLES

   Por otra parte, el presidente de FAD, Ignacio Bayón, ha destacado la necesidad de "ayudar a los mas vulnerables a acceder a una educación" y a la "tecnología" para que no se queden "fuera de este mundo" y ha agradecido la labor que la entidad, junto con BBVA, realizan con este tipo de estudios, que se enmarca en el proyecto 'Educación conectada' que han impulsado conjuntamente.

   Por parte de BBVA, ha participado en el acto su director global de Negocio Responsable, Antoni Ballabriga, para señalar la "aceleración" que la pandemia ha obligado a llevar a cabo en materia de tecnología. En su intervención ha destacado las brechas de pobreza y exclusión social que sufre "una parte de la ciudadanía", así como la brecha de género, y que se han reflejado en este estudio.

Contador

Para leer más