Celaá defiende la asignatura de valores cívicos: "Queremos jóvenes que puedan estar en el Gobierno y la oposición"

Sesión de control al Gobierno en el Congreso
Eduardo Parra - Europa Press
Publicado 26/09/2018 10:27:02CET

   MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, ha apostado este miércoles por la puesta en marcha en Primaria y Secundaria de la asignatura de Valores Cívicos y Éticos con el objetivo de educar "ciudadanos críticos y libres" que "puedan estar eventualmente en el Gobierno y en la oposición".

   Así ha respondido la ministra, en el Pleno del Congreso, a una pregunta parlamentaria realizada por el diputado socialista Guillermo Meijón sobre las intenciones del Ejecutivo de incluir esta materia en el currículum de Primaria y Secundaria del próximo curso.

   Para la responsable de Educación, "no puede concebirse" en una sociedad "global y multicultural" como la de 2018 que los valores cívicos y éticos no se den "como sustento" del sistema educativo español y como materia obligatoria, tal y como está sucediendo con la LOMCE, en el que esta materia se ofrece como alternativa a la religión. "Teníamos alumnos religiosos o alumnos éticos. Esto es lo que tenemos que cambiar", ha apuntado.

   Así, ha marcado como "objetivo claro" del Ejecutivo, la puesta en marcha de esta asignatura para "educar ciudadanos críticos y libres, que sean capaces instalarse en el tiempo y en el espacio". "Queremos jóvenes que sean capaces de estar eventualmente en el Gobierno y la oposición, resistir totalitarismos y populismos y que sean capaces de no abuchear, de no boicotear y hacer políticas alternativas", ha declarado en su intervención.

EL ÍNDICE SOCIOECONÓMICO, UN PROBLEMA

   "Es lo que tratamos de trabajar en la escuela, lo vamos a hacer modificando la LOMCE, dejando la religión como una oferta, obligatoria para los centros y voluntaria para alumnos, pero los valores cívicos irán como materia obligatoria en Primaria y Secundaria porque necesitamos jóvenes críticos y solidarios", ha insistido.

   En la misma sesión Plenaria, Celaá también ha señalado que "el índice socioeconómico todavía es el gran predictor de los resultados escolares", y ha calificado este hecho como "el gran problema que tiene el sistema educativo español", apuntando los resultados del último informe de la OCDE y datos como que "el 55% de las personas en España reproduzcan las desigualdades que heredaron de sus padres".

   La ministra de Educación y Formación Profesional se ha pronunciado así para responder a la diputada del Partido Popular María del Carmen González Guinda, que había preguntado cómo piensa el Gobierno garantizar la igualdad de oportunidades en el sistema educativo español. En concreto, la diputada del PP ha aludido a las "serias desigualdades" entre diferentes comunidades autónomas cuando sus alumnos se enfrentan al examen de selectividad, lo que considera que "merma la igualdad de oportunidades" entre territorios.

   "Tenemos un sistema educativo muy equitativo, pero que ha reducido su equidad entre el año 2011 y el 2015", ha explicado Celaá. "La tenemos que recuperar porque sin equidad no hay igualdad, y eso supone trabajar para los más vulnerables, que es el foco de atención de este Gobierno", ha sentenciado.