Actualizado 06/05/2020 14:31 CET

Los colegios concertados consideran "inviable" reducir el número de alumnos por aula el próximo curso

Aula de un colegio concertado de Madrid.
Aula de un colegio concertado de Madrid. - EUROPA PRESS - Archivo

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo 

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Las principales patronales de centros educativos concertados, los de titularidad privada financiados con recursos públicos, consideran "inviable" reducir el número de alumnos por aula a un máximo de 15 el próximo curso, como propone la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, mientras no exista una vacuna contra el coronavirus.

En declaraciones a Europa Press, el secretario general de Escuelas Católicas, José María Alvira, asegura que resulta "imposible" desdoblar al profesorado y el número de aulas en sus centros educativos, unos 2.000 en toda España, y reprocha a Celaá que no haya consultado con la comunidad educativa las medidas que el Ministerio contempla para adaptar el próximo curso a la situación que deja la pandemia.

"Estas medidas, como todas, sería bueno que se consultara con los sectores afectados, que somos los que entendemos cómo funciona un colegio. No se trata de proponer ocurrencias que son difíciles de cumplir", critica el secretario general de Escuelas Católicas.

Desde la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) también se lamenta la ausencia de un diálogo previo para buscar "una solución en conjunto", como propone su presidente, Alfonso Aguiló. "Se lanzan propuestas que no son viables y hay que buscar una conciliación de todo: dar calidad y conseguir que haya una seguridad sanitaria dentro de nuestras posibilidades económicas", expone Aguiló a Europa Press.

El presidente de CECE, que representa a miles de colegios concertados y privados en España, afirma que no habrá presupuesto para duplicar las plantillas de docentes en centros que, además, "están cerca de su máxima capacidad" en número de alumnos por aula.

Aguiló admite que "está todo el mundo enloquecido" desde que la ministra Celaá anunciase este lunes, en una entrevista al diario '20 Minutos', que sin vacuna habría que reducir el número de estudiantes en clase para mantener una distancia de seguridad, así como alternar la docencia presencial con la telemática.

"Lo que hace falta es buscar soluciones extraordinarias para esas semana o meses, porque todos esperamos que esto no duré eternamente", añade el presidente de CECE, aunque evita proponer otras alternativas.

Tampoco lo hace el secretario general de Escuelas Católicas. "Porque no tenemos claras las condiciones sanitarias", se justifica José María Alvira, que pide concreción al Ministerio de Sanidad para adaptar la 'vuelta al cole' a las nuevas circunstancias.

marcha.

"PREOCUPACIÓN" EN LOS COLEGIOS PRIVADOS

La Asociación de Colegios Privados e Independientes CICAE afirma que la educación "mixta" que plantea el Gobierno a partir de septiembre "es un desafío inédito para los centros educativos que precisará más recursos sanitarios, humanos y tecnológicos", aunque muestra su "preocupación" ante la próxima reapertura de los centros educativos para que estudiantes de algunos cursos reciban clases de repaso antes de terminar el curso.

El plan de desescalada presentado por el Gobierno la semana pasada contempla la posibilidad de que estudiantes de 2º de Bachillerato que están preparando las pruebas de acceso a la universidad, pero también de 4º de Secundaria, 2º curso de Formación Profesional y los del último año de enseñanzas de régimen especial puedan regresar a las aulas en junio.

"La reapertura de los colegios cumple una función educativa evidente, pero, ante la coyuntura actual, supone un reto económico imprescindible para facilitar la vuelta a la normalidad de la sociedad y del tejido empresarial", argumentan desde los colegios privados de CICAE, que reclaman "información y medidas más concretas" ante esta situación.

"Nos preocupan especialmente las edades más tempranas, pues será muy complicado, por no decir imposible, que los más pequeños cumplan las medidas de distanciamiento social", añaden en referencia a la decisión del Gobierno de permitir también que alumnos de Educación Infantil puedan acudir al colegio para facilitar la conciliación cuando no se pueden quedar a cargo de ningún familiar en casa.

"Respecto a la medida de establecer 15 alumnos como máximo por aula, solicitamos un replanteamiento más objetivo y que el criterio sea por metros cuadrados de los espacios educativos y teniendo en cuenta las medidas de distancia social. Se puede dar el caso de que 15 estudiantes en un aula pequeña sean muchos y, sin embargo, ser pocos para un salón de actos, un polideportivo o un espacio abierto", explican desde CICAE.

La asociación de colegios privados plantea otras dudas que generan "incertidumbre", como el transporte escolar, los comedores o la conciliación de las familias si finalmente se implantan turnos escalonados para entrar a los colegios, como también ha planteado el Ministerio de Educación.

Para leer más