Actualizado 05/03/2012 16:45:35 +00:00 CET

Concapa apoya a los obispos y pide igualdad para la asignatura de Religión

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Católica de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa) ha apoyado la campaña de la Conferencia Episcopal Española (CEE) para animar a los padres a que apunten a sus hijos a la clase de Religión católica, mientras que la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) pide que la materia salga del horario lectivo y sea impartida por voluntarios.

Así, el presidente de la Confederación Católica de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa), Luis Carbonel, ha pedido al Gobierno, en declaraciones a Europa Press, que trabaje para que la asignatura de Religión esté "en condiciones de igualdad" y, por tanto, reciba "el mismo tratamiento" que las demás materias y que no mantenga asignaturas que, a diferencia de la de Religión, son obligatorias, como la de Educación para la Ciudadanía, a su juicio, con contenidos "sectarios".

Según ha indicado Carbonel, durante la etapa del gobierno socialista se ha intentado "perjudicar todo lo posible" a la asignatura de Religión, "impidiendo que se impartiera en horarios adecuados" e "intentando sustituirla por Educación para la Ciudadanía". "Esperamos que no se siga dando la persecución que ha habido", ha remarcado.

A su juicio, la formación religiosa es "un factor muy importante y necesario" para el desarrollo de la conducta ética y porque "potencia la educación que se da en casa" a los hijos. Por ello, ha animado a las familias a que apunten a sus hijos a la clase de Religión católica, con motivo de la próxima apertura del periodo de matriculación para el nuevo curso. "Los padres, como responsables de la educación de nuestros hijos, no podemos echar en el olvido la formación moral y religiosa", ha subrayado.

Por su parte, el presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), Jesús María Sánchez, ha remarcado que siempre han estado en desacuerdo con la asignatura de Religión y ha pedido que salga "de una vez por todas" del horario lectivo porque, a su juicio, hay "otras materias más importantes".

Además, ha criticado que, mientras se hacen recortes en otras áreas de la educación o en servicios sociales, la asignatura de Religión parezca "intocable" y también ha denunciado que el Estado tenga que correr con los gastos ocasionados por casos de despidos "improcedentes" de profesores de Religión.

Por ello, Sánchez ha apostado por que los colegios evolucionen hacia "un modelo laico", de forma que la materia de Religión salga del horario escolar, algo que, a su juicio, sería "beneficioso para todos", permitiría "aprovechar muchísimas horas durante el curso" y "ahorrar mucho dinero" porque, según ha sugerido, estas clases podrían impartirlas voluntarios.