El Congreso aprueba la ley que fija en un máximo de 23 horas semanales la jornada lectiva de los profesores

Sesión de control al Gobierno en el Congreso
Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo
Publicado 13/12/2018 14:34:14CET

   PP y Cs, que se han abstenido, denuncian la poca ambición del Ejecutivo al incluir en el texto medidas que ya están en marcha

   MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El Pleno del Congreso ha aprobado, con la abstención de PP y Ciudadanos, el proyecto de ley del Gobierno que venía a revertir los recortes del Ejecutivo de Mariano Rajoy en materia de profesión docente. El texto votado este jueves, reduce el ratio de alumnos por clase y fija el número máximo de horas lectivas de los profesores en 23 semanales.

   Tal y como ha explicado la ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, durante el debate de la norma, que se tramitado por la vía de urgencia y en lectura única, este texto "corrige" las medidas que el Gobierno 'popular' aplicó a través de un decreto ley en 2012, que tenía como objetivo racionalizar el gasto público en este sector.

   Así, este proyecto de ley, que ahora continuará su tramitación en el Senado, recoge que las comunidades autónomas no puedan elevar más de un 20% las ratios máximas de alumnos por aula, devuelve a los gobiernos autonómicos su capacidad para decidir el horario de docencia directa, siempre que no se superen las 23 horas semanales, y contempla eliminar el plazo de hasta diez días lectivos para sustituir a profesores de baja.

   "Es una ley estupenda que va a crear un nuevo ambiente en las escuelas, porque el profesorado podrá trabajar en mejores condiciones, lo que redunda en la calidad de la enseñanza", ha apuntado Celaá, para indicar que los alumnos españoles podrán sentirse a partir de ahora "mejor atendidos".

   El Ejecutivo socialista ha pactado con Unidos Podemos, a través de una enmienda, el máximo de horas de la jornada lectiva del profesorado que, finalmente, se ha quedado en 23, cinco más de lo que en un principio proponían los 'morados'. La portavoz del PSOE en materia de Educación, Luz Martínez Seijo, explicó a los de Pablo Iglesias que el máximo de 18 horas que ellos planteaban era actualmente "inasumibles", teniendo en cuenta la carga financiera que eso supone.

CIUDADANOS PRESENTÓ UN TEXTO ALTERNATIVO

   Martínez Seijo ha cargado en su intervención contra el PP y Ciudadanos en relación con esta norma. La socialista ha recordado a los 'populares' que el decreto de 2012 fue "impuesto" por su Gobierno y ha valorado la rapidez del actual Ejecutivo para "recuperar los derechos laborales" de los profesores "dañados" por la normativa del PP. "Pido a PP y Ciudadanos que reconozcan el daño que se ha hecho en estos años y que es irrecuperable", ha denunciado.

   De esta forma ha replicado a 'populares' y 'naranjas', cuyas intervenciones se han centrado en criticar el texto del Gobierno por escaso y porque las medidas relacionadas con las ratios y con la reposición del profesorado ya se están aplicando en la mayor parte del territorio.

   Los de Albert Rivera han sido los más críticos con el proyecto de ley. De hecho, Ciudadanos presentó este jueves un texto alternativo --rechazado por todos los partidos a excepción del PP que se ha abstenido-- en el que pedía que la administración central fuera quien estableciese un mínimo de horas lectivas para los profesores y fijara las condiciones básicas para la ordenación de listas de interinos en todo el país.

   La portavoz 'naranja' de Educación, Marta Martín, ha calificado la ley de "'fake'" y "tongo" y ha acusado al Gobierno de querer colgarse medallas con medidas que "ya están hechas". A su juicio, el PSOE quiere devolver a los profesores a su situación laboral en 2016, cuando, a su juicio, debería apostar por un avance mayor.

CANARIAS PIDE FINANCIACIÓN

   Por su parte, el PP también ha criticado al Ejecutivo por su "falta de ambición" con esta norma. La representante 'popular' en este debate, Sandra Moneo, también ha defendido el decreto ley de Rajoy porque, según ha señalado, se trataba de una medida "excepcional, para una situación excepcional".

   Sin embargo, ha señalado que su formación se abstiene en la votación de esta ley porque son conscientes de que hay que suprimir algunas medidas de ese decreto y porque reconocen el "enorme esfuerzo" que supuso para la profesión docente la crisis y este tipo de decisiones.

   Desde Unidos Podemos, el portavoz en esta materia, Javier Sánchez Serna, ha defendido la mejora que la ley del Gobierno supone para los docentes, y aunque ha señalado la necesidad de bajar aún más las cifras de ratio por aula y las jornadas lectivas de los profesores, de acuerdo con los países del entorno de la UE, ha celebrado que el Ejecutivo haya traído este texto que pone fin al "estrangulamiento" que el PP hizo en la inversión educativa.

   Precisamente, a la inversión se ha referido la portavoz parlamentaria de Coalición Canaria, Ana Oramas, quien ha criticado que el Gobierno no permita a su autonomía, con superávit, usar esos ahorros para "servicios esenciales" como la Sanidad o la Educación, mientras el Ejecutivo ayuda a aquellas comunidades en déficit.

   Por su parte, el PNV ha aplaudido la aprobación de esta norma que "tapa agujeros" del "gran desaguisado" del PP, una celebración que también han compartido Compromís y PDeCAT. La portavoz del partido valenciano, Marta Sorlí, ha llamado a dignificar a la profesión docente, mientras que su homólogo del partido independentista, Sergi Miquel, ha pedido a la ministra que no se olvide de la inmersión lingüística.