La Coordinadora Estatal de Plataformas de Religión acusa a Celaá de querer "volver a los viejos tiempos"

Publicado 06/09/2018 16:05:05CET

MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Coordinadora Estatal de Plataformas de Religión acusa a la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá de querer "volver a los viejos tiempos" con su "pretensión" de convertir Religión en una "asignatura sin valor", y denuncia que "determinadas comunidades han aprovechado los huecos de la LOMCE para reducir al mínimo su presencia en las aulas" provocando "serios problemas laborales".

En un comunicado que coincide con el inicio del curso escolar, la coordinadora que aglutina a plataformas en defensa de Religión defiende que "las familias tienen el derecho constitucional a recibirla en condiciones dignas", también que el profesorado que imparte la asignatura "debe ser tratado como un trabajador público que cumple con sus deberes, pero que también tiene sus derechos laborales que deben ser respetados".

"Nos da la sensación de que estas cuestiones tan básicas no son tenidas en cuenta por determinadas administraciones educativas", añade la coordinadora en el comunicado, afirmando que eliminar la asignatura no soluciona "los graves problemas que tiene la educación en nuestro país".

En ese sentido, la coordinadora acusa a "determinados grupos políticos y responsables educativos" de generar "debates virtuales" donde "tiene más peso una ideología anclada en el siglo pasado, que unas propuestas pedagógicas modernas en unos centros cada día más plurales, y que por lo tanto, deben optar por una educación inclusiva de todos y todas, también en materia religiosa", defiende.

"Todos los sectores que estamos implicados en estos temas, tendremos que hacer un esfuerzo por resolver de una vez por todas, y con ánimo constructivo, esta cuestión", añaden desde la Coordinadora Estatal de Plataformas de Religión, que insta a los responsables educativos a no "seguir diezmando las condiciones laborales del profesorado de religión" ni utilizar "la asignatura de religión como cortina de humo para eludir los verdaderos problemas educativos".