Actualizado 11/03/2022 12:16

Estudiar en el extranjero con una beca Erasmus

Archivo - Recurso estudiante, programa movilidad,  intercambio, Erasmus+, Erasmus, estudios
Archivo - Recurso estudiante, programa movilidad, intercambio, Erasmus+, Erasmus, estudios - CAIB - Archivo

   MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Como todos los años, si estás estudiando en la Universidad llega el momento de plantearte si te apetece, o si te es viable económicamente, estudiar un año de tu carrera universitaria en el extranjero. Y es que todos los que lo han probado coinciden en que se trata de una experiencia que no solo puede sernos útil a nivel académico, sino también el plano personal, pero también en el laboral, de cara a lograr una mayor formación y un mejor puesto profesional el día de mañana.

   El programa Erasmus + de la Comisión Europea resalta en este sentido que este tipo de becas de estudio en el extranjero facilitan el intercambio de estudiantes, incluso de doctorado, entre los países del programa, así como entre estos y los países asociados. "Estudiando en el extranjero con Erasmus+ puedes mejorar tus capacidades de comunicación, tus idiomas y la asimilación intercultural de otros países, así como adquirir otras aptitudes genéricas muy valoradas a la hora de buscar trabajo", defiende la institución europea.

   Y es que precisamente la capacidad de adaptación al entorno es uno de esos valores que más se trabajan cuando una persona estudia y vive en el extranjero. No solo al adaptarnos a otra lengua, a vivir fuera de casa por primera vez y con gente que no conocemos, sino también a ser más flexibles en nuestro día a día, a acostumbrarnos a ceder y a trabajar en equipo, teniendo en muchos casos que adaptarnos a otra cultura y costumbres totalmente diferentes de la nuestra.

   A esto habría que sumarle que hoy en día vivimos en un mundo cambiante, inmerso en una pandemia donde lo que por desgracia predomina es la incertidumbre. Por lo que saber adaptarse a nivel personal frente a circunstancias que no dependen de nosotros también es muy importante, y en este ámbito una experiencia vital y universitaria en un país extranjero puede ser muy enriquecedora.

   Otro punto a tener en cuenta es que el mercado laboral se encuentra en pleno proceso de cambio, está enfrentándose a nuevos retos, y por ejemplo cada vez son más las personas que teletrabajan desde casa, y están surgiendo numerosos puestos de trabajadores freelance o autónomos que por cuenta propia manejan diferentes clientes o proyectos laborales.

   El manejo de diferentes idiomas, además, es fundamental en el entorno laboral, y contar en tu currículo profesional con el pleno dominio de una lengua extranjera suma puntos a la hora de poder optar a un puesto u otro de trabajo que nos guste. Estudiar en el extranjero puede en ese sentido fomentar o afianzar el aprendizaje de una nueva lengua diferente a la materna.

UN APOYO ECONÓMICO PARA ESTUDIAR EN EL EXTRANJERO

   Lo malo es que estamos en una época en la que son notorios y constantes los sucesivos vaivenes económicos por los que España está transitando estos años, lo que está impactando en la economía de muchas familias, de forma que personas que son perfectamente capaces a nivel académico no pueden viajar al extranjero a estudiar por falta de un apoyo económico durante su estancia de Erasmus+.

   No obstante, hay instituciones como Banco Santander que desde la iniciativa privada no quieren dejar de lado a estos estudiantes y continúa apostando por contribuir a la formación más completa de los jóvenes. Para ello, ha puesto en marcha un año más su programa de Becas Santander Erasmus, con el que apoya a la movilidad de los jóvenes universitarios, y con el objetivo de reconocer la excelencia académica de los becarios Erasmus+, además de impulsar la inclusión educativa y la igualdad de oportunidades.

   Esta cuarta edición pone a disposición de los universitarios más de 2.100 becas, especialmente destinadas a los estudiantes que más lo necesitan. La inscripción para solicitar la Beca Santander Erasmus estará disponible hasta el próximo martes 15 de marzo de 2022 a través de la web de Becas Santander.

SE PUEDEN COMBINAR CON PERIODOS DE PRÁCTICAS

   Además, otra de las ventajas de estudiar en el extranjero con el programa Erasmus+ es que estos periodos de estudio se pueden combinar también con periodos de prácticas que permiten adquirir experiencia laboral, otro aspecto igual de importante cuando se empieza a buscar trabajo.

   Desde Banco Santander, además, te ofrecen un plan de formación antes y la estancia en el extranjero, para contribuir al desarrollo profesional de cada alumno: "Si resultas favorecido con una de las Becas Santander Erasmus te acompañaremos desde antes de tu partida, a través de talleres de formación en competencias profesionales. Durante la beca, te ofrecemos contenidos digitales con recomendaciones para que vivas al máximo tu experiencia y para que aproveches lo mejor posible tus recursos".

   Si quieres solicitar una de las becas que ofrece Banco Santander primero hay que ser beneficiario del programa Erasmus+ de movilidad de estudios en Europa y/o de prácticas, así como tener un buen expediente académico. Asimismo, las universidades podrán priorizar la adjudicación de becas a aquellos estudiantes que hayan recibido el curso anterior una beca general del Ministerio de Educación y a los que acrediten legalmente una discapacidad igual o superior al 33%.

Más información