El Gobierno admite que la parte fija de las becas de estudio es "ampliable" pero mantendrá la parte variable

Observatorio de Becas, Ayudas al Estudio y Rendimiento Académico
MCIU
Publicado 19/12/2018 15:58:05CET

   MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno ha admitido que la parte fija de las becas concedidas a los estudiantes es "ampliable", aunque plantea mantener también una parte variable cuando se aborde la reforma del sistema de becas porque "los presupuestos no tienen capacidad para prever" la cantidad de personas que cada año solicitan las ayudas.

   "No es una injusticia mantener una proporción fija o variable, todo depende de a qué esté vinculada cada parte, y qué cantidad y cuantía tengan", ha afirmado la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, tras presidir, junto al ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, el Observatorio de Becas, Ayudas al Estudio y Rendimiento Académico, que se ha reunido este miércoles en Madrid tras siete años sin actividad.

   "Como no sabes cuánta gente se va a presentar, tiene que haber una variabilidad en lo que recibe cada uno. Lo que hay que hacer es tener unos baremos adecuados ", ha apuntado Duque, aunque ha insistido en que fomentar la equidad en el acceso a los estudios es el objetivo del Gobierno. "Tenemos la ilusión de que trabaje para hacer una reforma profunda del sistema de becas en todas las etapas de la formación", ha asegurado.

   Como primer paso, Celaá ha celebrado como "una buena noticia" la convocatoria del Observatorio siete años después de la última reunión de este órgano consultivo. "El objetivo no es otro sino transformar todo el sistema de becas, porque observamos que algunos estudiantes, teniendo umbrales de renta muy parecidos llegaban a tener tratamientos diferentes, y todo esto hay que mejorarlo con recursos obviamente", ha explicado la ministra.

   En este sentido, Celaá ha recordado que el acuerdo del PSOE y Unidos Podemos para los Presupuestos Generales del Estado de 2019 contempla "la incorporación de 536 millones más para becas en dos ejercicios y otros 50 millones más para ayudas de libros y otros materiales", y ha precisado que abordarán la reforma del sistema de becas cuando progresen los trabajos del Observatorio, donde están representados diferentes sectores de la comunidad educativa.

   "Creemos que este Observatorio no solamente va a ser capaz de transformar el sistema con sus evaluciones, sino que llegará a hacer estudios para conocer qué impacto han tenido las becas para las mejoras sociales de igualdad de oportunidades de las personas", según Celaá, que se ha mostrado partidaria de que este órgano se convierta en un futuro "Observatorio para la Igualdad de Oportunidades o de Equidad".

BECAS POR DEBAJO DE LA MEDIA EUROPEA

   A la reunión, celebrada en el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades de Madrid, han asistido representantes del Consejo de Universidades, la Conferencia General de Política Universitaria, el Consejo de Estudiantes Universitarios, los Consejos Sociales de Universidades Españolas, sindicatos, sector empresarial y el Consejo Escolar del Estado, que se ha incorporado temporalmente a este organismo.

   Celaá ha abierto la reunión afirmando que "las becas son el mejor trampolín para hacer posible el ascensor social a través de la educación y del esfuerzo", y ha abogado por lograr un "sistema de becas más integrado, ampliando su cobertura, sus cuantías y su función preventiva del abandono temprano tanto en Bachillerato como en Formación Profesional".

   Por su parte, Duque ha manifestado que ambos ministerios quieren "lograr el mayor consenso posible entre las organizaciones e instituciones implicadas para poder contar con un modelo de becas que aumente la equidad" y acerque a España a la media europea de inversión en becas, que es de un 8,6% del gasto educativo frente al 4,3% que se emplea en España.

   Según han informado ambos Ministerios, los trabajos del Observatorio se orientarán en los próximos meses a estudiar cómo racionalizar los requisitos académicos para la concesión de becas y ayudas, revisar los umbrales de renta, así como sus cuantías, tener en cuenta a nuevos colectivos con necesidades específicas de apoyo educativo (NEAE), revisar los criterios de reintegro y a valorar cómo poder compatibilizar las becas y ayudas con la vida laboral para intentar reducir el abandono escolar.

MÁS COMPLEMENTOS

   Desde la comunidad educativa, el presidente de la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (CANAE), Carles López, ha defendido la necesidad de transformar la cantidad variable de las becas en complementos fijos que aporten "estabilidad" al sistema de becas. "Apostamos porque se adapte a factores correctores por comunidad autónomas en residencia o transporte, porque no es lo mismo vivir de alquiler en una comunidad u otra", ha explicado López.

   El representante de los estudiantes también ha señalado la importancia de mejorar el acceso a becas durante Bachillerato y Formación Profesional para luchar contra el abandono escolar. "Hay sectores que no reciben las becas que necesitan. Apostar por la universidad está muy bien, pero el problema de nuestro sistema educativo es que la gente se queda por el camino", ha asegurado.

   El sindicato CCOO también ha defendido un cambio en el sistema de becas que evite el abandono temprano para "anteponer los criterios económicos y sociales frente a los puramente académicos" para conseguir una beca. Además, ha cuestionado el porcentaje variable de las becas porque "está condicionado por factores que no se pueden conocer de antemano".