El proyecto educativo que enseña ciencias con la obtención de electricidad de la descomposición de materia orgánica

Un proyecto educativo propone enseñar ciencias obteniendo electricidad con la descomposición de la materia orgánica
BIOO
Publicado 03/05/2019 18:09:44CET

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

La compañía especializada en innovación en energías renovables
y productos aplicados a la educación, Bioo Education, y la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE) han alcanzado un acuerdo para asesorar a las escuelas participantes en la segunda edición del proyecto Aciertas en el área de Bioenergía, mediante una iniciativa educativa basada en la obtención de electricidad de la descomposición de materia orgánica

El proyecto Aciertas (Aprendizaje de las Ciencias por Indagación En Redes Transversales colaborativas) es una iniciativa en la que docentes de Primaria y primeros cursos de Secundaria pueden compartir en pequeños grupos y a través de una red social digital, experiencias de enseñanza práctica de las ciencias realizadas en sus respectivos centros, con el objetivo de poner en valor el potencial innovador de las aulas.

Gracias a la versión educativa de esta tecnología, por medio del 'kit STEAM' y la propuesta didáctica, los alumnos pueden obtener electricidad a partir de la descomposición de materia orgánica presente en la tierra y que segregan las plantas naturalmente.

El proceso consiste en capturar los electrones liberados en el proceso a través de la instalación de dos electrodos en el sustrato, creando una polaridad negativa y positiva, eventualmente.

El proyecto educativo desarrollado por Bioo Education incluye los materiales necesarios para que los escolares realicen experimentos para obtener electricidad con ayuda de las plantas bajo la supervisión de los profesores.

Según la responsable del proyecto Bioo Education, Nathaly Riaño, esta iniciativa "combina de manera transversal en un solo experimento diferentes disciplinas científicas como la biología, la química, la física, la matemática y la tecnología.

En el experimento, los alumnos han de sacar sus propias hipótesis, controlar variables, y aplicar el método científico para llegar a una conclusión. El alumno se cuestiona, por ejemplo, si puede encender el 'led' con la electricidad generada y, a partir de ahí, proponer hipótesis y variables.

En la primera edición de Aciertas, los docentes compartieron iniciativas en las que los niños de las escuelas desarrollaban experiencias de realidad aumentada inspiradas en el juego de Pokémon Go, investigaban sobre la influencia de los colores en nuestras tomas de decisiones cotidianas, o hacían prácticas de laboratorio con moscas 'Drosophila melanogaster'.

Contador

Para leer más