Los sindicatos docentes apremian a la formación de gobierno: "La educación no puede esperar más"

Publicado 24/07/2019 18:05:38CET
El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PSOE a la reelección, Pedro Sánchez, interviene desde la tribuna del Congreso de los Diputados en la primera sesión del debate de investidura a la Presidencia del Gobierno.
El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PSOE a la reelección, Pedro Sánchez, interviene desde la tribuna del Congreso de los Diputados en la primera sesión del debate de investidura a la Presidencia del Gobierno.Eduardo Parra - Europa Press

El aumento de la financiación, la reversión de los recortes o la aprobación de una ley que derogue la LOMCE, sus prioridades

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

Portavoces de diferentes sindicatos docentes han apremiado a la formación de gobierno este jueves para "no perder otro curso" ante las reformas que consideran urgentes en el sistema educativo, como el aumento de financiación, la reversión de los recortes o la aprobación de una nueva ley educativa que derogue la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), más conocida como 'Ley Wert' y en vigor desde el año 2013.

"La educación no puede esperar más", resume el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, Francisco García, en declaraciones a Europa Press. "No podemos seguir trabajando en educación con unos presupuestos ya prorrogados de hace dos años, y hace falta tomar medidas como modificar la LOMCE, recuperar los profesores perdidos o mejorar las políticas de becas y ayudas", expone.

Por ello, el responsable de educación de CCOO espera que se produzca un acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos que alumbre la formación de un nuevo ejecutivo presidido por Pedro Sánchez, que este lunes proponía en el debate de investidura aumentar la inversión en educación hasta el 5% del PIB de forma permanente y sin depender de las coyunturas económicas.

"Esa es una cosa imprescindible, recuperar las cifras de inversión educativa anteriores a la crisis, y permitirá además abordar los retos de nuestro sistema educativo", añade García, que lanza una advertencia a los equipos que negocian un acuerdo de gobierno: "Los ciudadanos de este país no entenderían que debamos volver a las urnas".

Desde el sindicato CSIF, su responsable de educación, Mario Gutiérrez, se expresa de una manera menos diplomática. "Son unos niñatos irresponsables", se queja desde Bangkok (Tailandia), donde asiste al Congreso Mundial de la Internacional de la Educación, donde participan sindicatos docentes de todos los continentes.

En opinión de Gutiérrez, la educación acumula "tres cursos escolares prácticamente muertos en negociaciones para mejorar el sistema educativo nacional", y considera una "irresponsabilidad" la posibilidad de que se frustre la formación de Gobierno abocando a la convocatoria de unas nuevas elecciones generales a finales de 2019. "La situación es bastante grave", asegura.

En su opinión, el sistema educativo mantiene "unas leyes en vigor de transitoriedad" y necesita "leyes estables" para abordar cuestiones "urgentes" como el acceso a la profesión docente, la superación de la LOMCE o el sistema de evaluación del alumnado. "Cuestiones que tienen las negociaciones absolutamente paradas", denuncia.

"NO AVANZAREMOS EN UN NUEVO SISTEMA DE BECAS"

Desde UGT, Maribel Loranca dibuja el escenario que provocaría postergar la formación de gobierno. "Continuaremos con la LOMCE y, por lo tanto --a su juicio-- se mantendrán todos los efectos negativos de ésta. No se implementarán medidas para abordar el abandono escolar temprano y el fracaso escolar. No avanzaremos en un nuevo sistema de becas. En el ámbito laboral, volveremos a perder otro curso sin revertir por completo los recortes educativos. No sé abordará la precariedad en el empleo con un nuevo sistema de ingreso y no se incrementará la inversión en educación al no haber presupuestos", enumera.

Por su parte, José Luis López Belmonte, del sindicato STES, considera "imperiosa" la necesidad de un nuevo gobierno para promover "cambios significativos" y terminar de derogar la LOMCE, que fue aprobada por el Partido Popular.

Belmonte considera que la reforma que preparó la ministra en funciones Isabel Celaá, y cuyo proyecto llegó a aprobarse en el Consejo de Ministros el pasado mes de febrero, "se quedaba corta pero era un avance en muchos aspectos", y lamenta que "se quedara en el tintero" por el adelanto electoral. "Lo que queremos es acabar con las políticas de recortes", sentencia.

Contador

Para leer más