La Universidad Complutense de Madrid instala tornos en su mayor biblioteca para restringir el acceso a partir de mayo

La Universidad Complutense de Madrid instala tornos en su mayor biblioteca para restringir el acceso a partir de mayo
UCM - Archivo
Publicado 27/04/2019 11:00:19CET

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Universidad Complutense de Madrid ha instalado tornos de acceso en su biblioteca María Zambrano, la más grande de la universidad con 2.000 puestos de estudio, para restringir el acceso durante los fines de semana y festivos únicamente a su alumnado, aunque desde el 6 de mayo funcionarán también a diario durante la época de exámenes.

Así lo anuncia la Complutense en la página web de la biblioteca, que especifica que los usuarios que quieran acceder a partir del 6 de mayo tendrán que acreditarse "obligatoriamente" con la tarjeta de la universidad, el carnet de la biblioteca o la aplicación móvil de la Complutense, que cuenta con 80.000 estudiantes aproximadamente.

Según ha explicado a Europa Press el coordinador de la biblioteca María Zambrano, Antonio Casas, los tornos se instalaron a finales del año pasado para "regular la entrada a la biblioteca" aquellos días que permanece cerrada la universidad, como fines de semana, festivos o vacaciones, aunque niega que la biblioteca haya perdido su servicio público.

"La medida choca relativamente con el servicio público que ofrece una biblioteca, porque ese servicio público lo estamos prestando el resto del año, de lunes a viernes, de nueve de la mañana a nueve de la noche", especifica Casas, aunque admite que la biblioteca se está planteando hacer restricciones de acceso a partir de la próxima época de exámenes, cuando la "afluencia es brutal".

"Vienen muchos alumnos que no son de la universidad, y estamos valorando ponerlo en uso a diario para que haya sitio para nuestros usuarios", reconoce el coordinador de la biblioteca. "No es una cuestión de prohibir la entrada a nadie, sino regular la entrada", apostilla.

El reglamento de la biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid establece que "la consulta de los fondos bibliográficos de la biblioteca es de carácter público y gratuito", y que "facilitará, en la medida de sus posibilidades, la utilización de sus instalaciones, fondos y servicios por parte de cualquier ciudadano".

Sin embargo, el reglamento también señala que "en ciertos períodos (especialmente en época de exámenes) podrá restringirse el acceso de usuarios externos a las bibliotecas con horarios especiales y a aquellas en las que no se garantice el servicio para los miembros de la comunidad universitaria complutense".

"Es verdad que muchas universidades, cuando lees su reglamento, dicen que podrán restringir el acceso a los usuarios ajenos a la universidad", aclara a Europa Press el presidente de la Asociación Profesional de Archiveros, Bibliotecarios y Documentalistas Madrid, Javier Argento, que admite no conocer un precedente de instalación de tornos en ninguna biblioteca universitaria.

Contador

Para leer más