Amigos de la Tierra celebra el paso adelante pero insuficiente de la UE para poner fin a los plásticos de un solo uso

Oreja, higiene del oído, cerumen, bastoncillo
GETTY/DAIZUOXIN - Archivo
Publicado 19/12/2018 15:34:36CET

   MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Amigos de la Tierra ha celebrado el "paso adelante" aunque sigue sin ser suficiente para afrontar la crisis ambiental después de meses de "intensa" negociación en la UE para poner freno al plástico de un solo uso, como pajitas, vasos, platos, cubiertos de plástico o bastoncillos con una "ambiciosa" directiva.

   La ONG felicita a la UE por ser la primera región mundial en introducir una legislación respecto a la reducción del uso de plástico de un solo uso y así atajar la contaminación de la naturaleza, tanto en el campo como en los ríos y los mares.

   Sin embargo, lamenta que el lobby de la industria del plástico ha debilitado la propuesta inicial de la Comisión Europea. De hecho, considera que las medidas no responden a la "gravedad" de la crisis ambiental generada por el plástico.

   A su juicio, el acuerdo europeo adolece de falta de objetivos vinculantes para reducir el consumo de vasos y envases de un solo uso para los alimentos y que los Estados Miembro tampoco están obligados a establecerlos.

   Asimismo, lamenta que se atrase cuatro años el objetivo de recogida selectiva del 90 por ciento de las botellas de plástico, ya que se ha establecido 2029 en vez de 2025 y con un paso previo del 77 por ciento en 2025.

   Para la responsable de recursos naturales y residuos de Amigos de la Tierra, Alodia Pérez, la nueva Directiva es un "significativo primer paso" pero considera que su impacto dependerá "en gran medida" de la respuesta que den los gobiernos nacionales que deberían implantar "cuanto antes" medidas que estén a la altura para reducir el uso de productos de plásticos desechables, y asegurar que los fabricantes pagan por la contaminación que generan.

   Finalmente, considera que las medidas para lograr los objetivos propuestos pasan por establecer la recogida selectiva para distintos tipos de residuos y que en 2024 "todos" los países deberán contar con "sistemas de depósito para las botellas de plástico, las latas, y estudiar su implantación para diferentes residuos".

   "La ciudadanía europea ansía el fin del modelo de consumo de usar y tirar, y los políticos tienen que responder a este reto. Es inaceptable que los gobiernos ignoren estas demandas. Es el momento de una transición europea hacia los productos reutilizables y duraderos", ha concluido.