Animales en peligro de extinción: el gato andino

Gato andino
Foto: WIKIMEDIA
Actualizado 22/03/2015 15:53:25 CET

MADRID, 22 Mar. (EDIZIONES) -

Los felinos en peligro de extinción son más numerosos de lo que se podría imaginar. Además del tigre y el lince ibérico, otros felinos menos conocidos también se encuentran amenazados. Uno de ellos es el gato andino.

Este pequeño gato salvaje, que también es conocido como gato lince u osjo, es uno de los animales más amenazados dentro del continente americano.

Con menos de 2.500 ejemplares en el mundo, el estado de conservación del gato andino es 'amenazado' según consta en la lista roja de la UICN.

CARACTERÍSTICAS Y HÁBITAT

El gato andino (Leopardus jacobita) es un mamífero carnívoro cuya distribución se limita a las regiones montañosas de los Andes, al centro y sur del Perú y al norte de Bolivia, Chile y Argentina. Las zonas en las que vive este animal poseen una vegetación de poca altura y gran espesor.

Estos pequeños felinos se caracterizan por su pequeño tamaño y su larga y peluda cola, que puede llegar a medir hasta 35 centímetros. Su pelaje es atigrado y en la cola se pueden diferenciar anillos de colores más claros y más oscuros.

En cuanto a su comportamiento, los gatos andinos se diferencian de otros animales de su especie por ser tranquilos y no tener miedo a la presencia humana, hasta el punto de no sentirse especialmente amenazado alrededor de humanos.

Este animal se alimenta principalmente de roedores, aunque incluye en su dieta aves, huevos y varios tipos de reptiles.

AMENAZAS

Las principales amenazas a las que se enfrenta el gato andino son la caza, la escasez de presas y la pérdida y fragmentación de su hábitat.

Este animal está considerado como sagrado en varias tradiciones indígenas y se usan en festivales de la cosecha como sacrificio. Este hecho, sumado a la caza por su piel, son las dos principales amenazas que sufre.

La alteración y destrucción de su hábitat, principalmente por laamplia minería, la extracción de recursos de combustible, y en menor grado el pastoreo de ganado está afectando cada vez más a su población.