Publicado 27/02/2020 12:01CET

Los cazadores piden a los eurodiputados que respondan ante las "falsas acusaciones" sobre el colectivo

GALGOS MALTRATADOS
GALGOS MALTRATADOS - GUARDIA CIVIL - Archivo

   MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Real Federación Española de Caza y la Federación Europea de Caza y Conservación (FACE) han denunciado ante la comisaria de Salud de la Unión Europea, Stella Kyriakides, las "graves acusaciones" y "falsedades" que una eurodiputada finlandesa ha realizado sobre el abandono de galgos en España y exigen a los eurodiputados españoles una contundente respuesta.

   Así, las dos entidades cinegéticas califican de "brutal" la "campaña anticaza" en Europa donde aseguran que varios medios de comunicación de otros países europeos "se hacen eco de la mentira" manifestada por las "difamatorias" declaraciones de la eurodiputada Laura Huhtasaari.

   Por ello, exigen a los eurodiputados españoles que respondan de manera firme y eficaz con los datos oficiales del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) y de la Fundación Affinity a la europdiputada finlandesa que ha acusado a los cazadores españoles de abandonar y maltratar a más de 100.000 galgos al año.

   Se trata, para la RFEC, de una cuestión "de extrema gravedad" que contribuye a "alimentar campañas de odio" contra un colectivo que "condena firmemente el abandono y el maltrato de cualquier animal de compañía".

   De acuerdo con los datos del SEPRONA de la Guardia Civil, se abandonaron 52 galgos y otros 186 fueron robados en 2018 y según Fundación Affinity, que señala que el fin de la temporada de caza solo supone un 12,6 por ciento del total de los perros abandonados.

   La eurodiputada Huhtasaari declaró que "cuanto más dolorosamente muere un perro, más suerte tendrá un cazador..." y el diario 'Soir Magazine' señaló que se trata de una "tradición que viene de la Edad Media".

   En definitiva, la RFEC califica de "insulto" no solo a los cazadores sino a todo el país, por lo que está analizando junto a la FACE los grupos y entidades que están detrás de la campaña de "desinformación, odio y mentiras" para valorar las decisiones judiciales oportunas que eviten "este movimiento contra el mundo rural y los cazadores manipule a la población urbana con el único propósito de conseguir fáciles subvenciones y donaciones de la gente".

Para leer más