Cazadores piden a la Fiscalía que no quede impune la criminalización de la caza tras la muerte de un joven en Valladolid

Codorniz, caza, cazar,
Europa Press - Archivo
Publicado 16/10/2018 12:23:57CET

   MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Las organizaciones Real Federación Española de Caza, Organización Nacional de la Caza y Fundación Artemisán se han puesto en contacto con la Fiscalía General del Estado para que no quede "impune" la criminalización del sector cinegético e instan a la autoridad judicial que castigue los mensajes en redes sociales y perfiles de asociaciones animalistas que fomentan el odio y que celebran la muerte de un joven vallisoletano fallecido el pasado sábado en un accidente de caza.

   Así, las tres entidades han lamentado la muerte de un joven vallisoletano, expresan su pésame a la familia y allegados y condenan el "trato despiadado e insensible" que asociaciones animalistas y particulares dan al sector cinegético y a su actividad.

   De este modo, reiteran su "total" oposición a la propuesta del Gobierno de Pedro Sánchez de rebajar las penas por delitos de odio en las redes sociales y, por el contrario instan a su endurecimiento.

   Las tres entidades denuncian que los cazadores están siendo sometidos a una "campaña continua de discriminación y marginación social" orquestada por asociaciones y grupos radicales. De hecho, señalan que están trabajando con la Fiscalía General del Estado para que sean castigados los delitos de odio contra los cazadores.

   Para la RFEC, la ONC y la FA es "lamentable" que se aproveche la muerte de un menor para manipular la sociedad y generar odio hacia un colectivo con prejuicios y estereotipos que atacan "impunemente" a una actividad lícita y legal como la caza. De hecho, consideran que estos ataques se producen tanto por parte de particulares pero también desde asociaciones animalistas y sus seguidores, que aprovechan el luctuoso suceso para promocionarse.

   En este contexto, piden al Gobierno que reflexione sobre los apoyos que muestra a estos grupos intolerantes que constantemente intentan influir en la sociedad para que discrimine y rechace a colectivos, como el cinegético, que no comulgan con su ideario radical y extremista, en un claro intento de marginar a los cazadores por defender su forma de vida.

   Entre los mensajes que denuncia el colectivo por su publicación en redes sociales figuran algunos como: "Ese será el trofeo de su padre", "Como el menor estaba relacionado con la caza, es selección natural a favor de la sociedad. Pasa como con los fachas, hay que eliminarlos antes de que se hagan adultos, terminan siendo réplicas hereditarias", "Felicito de todo corazón a sus padres", "Los cazadores son un peligro contra las personas" o "Bien muerto está. Donde las dan las toman".

   De este modo, reclaman al Gobierno que endurezca las penas de delitos de odio frente a la propuesta del Ejecutivo que supondría una "verdadera 'patente de corso' para estos 'odiadores' y dejaría en completa indefensión a colectivos como el integrado por cazadores, sus familias, empresas, trabajadores del sector, simpatizantes y consumidores".

   Finalmente, el colectivo denuncia que sufre una "ola creciente de ataques oportunistas e indiscriminados con la intención de desacreditarle y marginarles socialmente, al más puro estilo dictatorial y radical, ataques que no pueden quedar amparados bajo el paraguas de la libertad de expresión".

   Por otro lado, recuerdan también a los cazadores la importancia de seguir "estrictamente" las normas y recomendaciones de seguridad en el manejo de armas de caza y durante el desarrollo de las jornadas cinegéticas.