Actualizado 16/02/2022 16:23

El Consejo de Ministros aprobará el viernes la Ley de Protección Animal

Archivo - Dos perros pasean en el Palacio de Cibeles, a 15 de enero de 2022, en Madrid (España).
Archivo - Dos perros pasean en el Palacio de Cibeles, a 15 de enero de 2022, en Madrid (España). - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno aprobará el próximo viernes la Ley de Bienestar y Protección Animal que recoge el 'sacrificio cero' de animales, la prohibición de cría por parte de particulares y la compra de ejemplares en tiendas de mascotas, entre otras medidas, según han explicado a Europa Press fuentes gubernamentales.

El anteproyecto de ley impulsado por el Ministerio de Derechos Sociales verá la luz dentro del Ejecutivo de coalición y avanza en su tramitación, algo que venía pidiendo Unidas Podemos desde el pasado 6 de octubre.

Las citadas fuentes han recalcado que se trata de la primera ley estatal que regula la relación con los animales de compañía y responde al "sentir de la sociedad", que "desde hace tiempo no tolera el maltrato, el abandono y el sacrificio de los animales".

Además, la ley impulsada por el departamento que dirige Ione Belarra responde al compromiso fijado en el acuerdo de coalición y supone un "avance" en el cumplimiento del mismo.

Este sus disposiciones destacan el principio de "sacrificio cero" de animales sanos, que solo se contempla por motivos de salud pública o de eutanasia. Para ello, es clave también la máxima de "abandono cero" de animales de compañías, pues se estima que 150.000 y 300.000 mascotas padecen esta situación cada año en España.

También acaba con su comercialización en tiendas de mascotas, así como la exhibición y exposición de ejemplares con fines comerciales. A ello se suma que la cría de animales solo podrá llevarse a cabo por criadores autorizados, en ningún caso por particulares, y deberán figurar en varios registros.

Por otro lado, contempla la prohibición de prácticas que provoquen "sufrimiento", como el uso de collares eléctricos o pinchos, así como llevar a un ejemplar atado a un vehículo en marcha.

Además se aboga por impulsar a los zoos en lugares de cría autóctona en cautividad y se establecía que los particulares no podrían tener más de cinco animales en su hogar.

La redacción de la futura normativa incorpora también un reglamento sancionador que contempla multas para la crianza sin límites de animales de compañía (por parte de particulares o criador profesional), como perros, y para los circos que utilicen especies salvajes.

En el anteproyecto también contemplaba sanciones para otras conductas, como la cría de animales exóticos o los visones americanos en granjas, así como las peleas de gallos.

Dicha normativa había provocado cierto choque con el Ministerio de Agricultura, que busca promover una normativa propia para los perros de caza y las rehalas que se adapte a sus circunstancias y a la actividad para las que son empleadas.