Publicado 31/08/2021 13:11CET

Desciende la población de ganga ortega en la Península Ibérica, según el último censo nacional de SEO/BirdLife

Desciende la población de ganga ortega en la península
Desciende la población de ganga ortega en la península - SEO/BIRDLIFE

   MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El último censo nacional realizado por SEO/BirdLife, en colaboración con las comunidades autónomas, de ganga ortega y ganga ibérica revela que han experimentado un declive "alarmante" de su población en la Península Ibérica, con 7.500 gangas ibéricas y 7.000 ortegas en España.

   Se trata del segundo censo nacional tras el llevado a cabo en 2005. Según informa la ONG, el cálculo de la detectabilidad de estas aves se realiza mediante la repetición de recorridos de censo en gran número de localidades. En 2005 habían 9.500 gangas ibéricas y 10.500 ortegas, y en tres lustros la ganga ibérica ha disminuido un 27% y la ganga ortega un 43% (51-54% considerando su progresión en los próximos años).

   SEO/Birdlife señala que las causas del descenso radican en la disminución de la superficie y el mosaico de secanos, barbechos y eriales en el que estas aves medraban, así como la eliminación de linderos y otros elementos del paisaje derivados de las concentraciones parcelarias, la uniformización de los cultivos, la supresión de las rotaciones y la puesta en regadío, junto con el uso de herbicidas e insecticidas.

   Además, la organización destaca que grandes superficies o zonas importantes para las especies han sido sustituidas por olivares, almendros u otros cultivos leñosos, y añade que el abandono de la ganadería extensiva y la expansión de proyectos fotovoltaicos, eólicos y de macrogranjas porcinas en zonas de interés para las especies también suponen una amenaza para su conservación.

   La población total de ganga ibérica es de 7.656 individuos en España, distribuidos principalmente en la meseta sur (62,0%; 4.745 individuos), seguida del valle del Ebro (16,1%; 1.234 individuos), Extremadura (12,5%; 955 individuos), valle del Guadalquivir (6.1%; 464 individuos) y meseta norte (3,4%; 257 individuos).

   El núcleo poblacional de la meseta sur, formado casi en su totalidad por la comunidad de Castilla-La Mancha, alberga actualmente el 62% de la población española y más de la mitad de la población total de ganga ibérica de los países de la Unión Europea. La estimación a escala nacional para 2019 (7.656 individuos) es un 19% menor que la de 2005 (9.477 individuos), lo que indica una población en declive. También se observa una contracción en su área de ocupación de un -27%.

   "En base al tamaño de población actual y la evolución registrada entre los censos disponibles, y según los criterios internacionales de UICN, el estado de conservación de la ganga ibérica debe mantenerse en la categoría de Vulnerable a escala estatal", asegura Juan Carlos del Moral, coordinador del último censo de gangas de SEO/BirdLife.

   Mientras, la población total española de ganga ortega se estima en 6.927 en 2019, distribuidas principalmente en los núcleos poblacionales de Canarias (31,8%; 2.205 individuos), la meseta Sur (14,9%; 1.030 individuos), los páramos del sistema ibérico (14,0%; 973 individuos), el valle del Ebro (13,0%; 903 individuos), Extremadura (12,3%; 855 individuos), los núcleos de Andalucía (10,0%; 700 individuos) y la meseta norte (3,8%; 262 individuos).

   Entre 2005 y 2019, la población total de ganga ortega ha disminuido en un 34%. La población de ganga ortega de Canarias disminuyó en un 2%, mientras que la población de España peninsular disminuyó en un 43% (-51-54% si se considera su progresión lineal).

   Dentro de la península, se produjeron fuertes descensos en la meseta norte, el valle del Ebro y los páramos del sistema ibérico (Castilla y León, Aragón, Navarra, La Rioja y Cataluña) y en la meseta sur (Castilla-La Mancha, Madrid), declives moderados en Extremadura, mientras que las poblaciones parecen más estables en los núcleos poblacionales de Andalucía y Murcia (Valle del Guadalquivir, penillanuras subbéticas y sureste semiárido).

   "En base al tamaño de población actual y la evolución registrada entre los censos disponibles, y según los criterios internacionales de UICN, el estado de conservación de la ganga ortega debe mantenerse en la categoría de Vulnerable en Canarias, pero catalogarse como En Peligro en la península, por lo que debería modificarse su categoría en el Catálogo Español de Especies Amenazadas y pasar a catalogarse como En Peligro de Extinción", recuerda Del Moral.

   SEO/BirdLife señala que estas dos especies, que en Europa están prácticamente restringidas a España, han sido grandes desconocidas hasta hace relativamente poco. Así, a principios de la década de 1980 se dieron a conocer los primeros datos relativos a su alimentación, mientras que hasta mediados de la siguiente década no hubo información apenas sobre la biología de reproducción o acerca de aspectos del comportamiento tan relevantes como el gregarismo o la utilización de bebederos y dormideros y ya a principio de la década de 2000 se realizó el primer censo nacional.

Contador

Para leer más