Publicado 27/11/2013 19:13CET

Descubren nuevas especies de gato salvaje en Brasil

Gato salvaje
PROJECT WILD CATS OF BRAZIL

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Investigadores han identificado nuevas especie crípticas de gato salvaje que viven en Brasil, tal y como publica la revista 'Current Biology' en su edición de este miércoles. El descubrimiento es un recordatorio de lo poco que los científicos todavía saben sobre el mundo natural, incluso cuando se trata de criaturas tan carismáticas y tiene implicaciones importantes para la conservación de los gatos, según los autores del hallazgo.

Los investigadores habían pensado que había una sola especie del gato de tamaño doméstico tigrina brasileño, pero los datos moleculares muestran que las poblaciones de tigrina en el noreste y en el sur de Brasil son totalmente independientes, sin evidencia de mestizaje entre ellas. De esta forma, es mejor describirlas como dos especies distintas.

"Nuestro estudio pone de relieve la necesidad de poner una urgente atención en los tigrinas del noreste de Brasil, que son prácticamente desconocidos en lo que respecta a la mayoría de los aspectos de su biología", subraya Eduardo Eizirik, de la 'Pontifícia Universidade Católica do Rio Grande do Sul en Brasil', señalando que se sabe más acerca de los gatos que viven en la parte sur del país.

El nuevo estudio realizado por Eizirik, Tatiane Trigo, de la 'Universidade Federal do Rio Grande do Sul', y sus colegas reveló además un complicado conjunto de relaciones entre los tigrinas y otras dos especies de felinos neotropicales, una historia evolutiva que incluye una antigua hibridación y el movimiento de genes entre el gato de las pampas y los tigrinas del noreste ('Leopardus tigrinus').

Por el contrario, los tigrinas del sur (recientemente reconocidos como 'Leopardus guttulus') continúan hibridando con los gatos de Geoffroy, lo que lleva a niveles extremos de cruce entre las especies a lo largo de su zona de contacto. Esos patrones se suman a la evidencia de que la hibridación puede ocurrir y sucede entre especies animales distintas.

En cuanto a las dos especies tigrina, los investigadores sugieren que pueden ser propias de los diferentes hábitats, con los gatos del noreste viviendo principalmente en las sabanas, así como tierras de arbustos secos y bosques, y la especie del sur habitando en los bosques atlánticos más densos y húmedos.

"Estas asociaciones de hábitat distintos proporcionan un indicio de las diferencias potencialmente adaptables entre estas especies recientemente reconocidas y pueden haber estado involucradas en su divergencia evolutiva inicial", dice Trigo. Por otra parte, Eizirik añade que las cuatro especies están amenazadas y hay que conocer lo más de cerca posible su genética, ecología y evolución para poder diseñar estrategias de conservación adecuadas.