Una docena de ONG piden a Tejerina que fije objetivos y un calendario para reducir a la mitad los pesticidas en España

Pesticidas, campo de arroz
FLICKR/GARYCYCLES8
Publicado 22/01/2018 14:57:36CET

   MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Una docena de organizaciones ha solicitado a la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, que revise el Plan de Acción Nacional sobre el uso de pesticidas y defina unos objetivos claros y un calendario de acción para reducir a la mitad su uso en el campo español.

   La iniciativa busca recortar en un 50 por ciento durante los próximos 10 diez años los pesticidas para combatir su toxicidad en el agua y para proteger a los insectos polinizadores de químicos.

   Las ONG, encabezadas por el Pesticides Action Network (PAN Europe), proponen a García Tejerina que siga el ejemplo de Francia y si es necesario imponga un impuesto a los pesticidas, como se ha hecho en Dinamarca.

   En este ámbito, piden también "medidas serias" para proteger el medio ambiente acuático y el agua potable y que se establezcan de forma obligatoria zonas de amortiguación. En la actualidad, el grupo asegura que el 42 por ciento de los ecosistemas de agua dulce de la UE sufren toxicidad crónica y pesticidas prohibidos hace décadas siguen apareciendo en el agua, como la atrazina, un herbicida reprotóxico y disruptor endocrino.

   Asimismo, consideran que la revisión del Plan de Acción integrará un plan estratégico sobre polinizadores que proteja a las abejas y a otros insectos polinizadores frente a los pesticidas.

   Las doce organizaciones piden que la revisión del Plan de Acción Nacional incluya un plan estratégico para la protección de los suelos y subrayan que de acuerdo con algunos estudios, un 45 por ciento de la capa superior de los suelos de Europa contiene residuos de glifosato, por lo que solicitan que España incluya la salud de los suelos en el debate sobre la revisión del Plan.

   Precisamente, reclaman una participación adecuada de las partes interesadas como los grupos ambientales en la revisión del Plan de Acción, ya que en la actualidad la sociedad civil no participa.

   Por último, llaman a los Estados Miembro a tener todo esto presente en las reflexiones de los debates sobre la reforma de la PAC ya que denuncian que en la actualidad, los países que reciben los pagos más altos por hectárea son los que usan más plaguicidas.

   Para la Senior Policy Advisor de PAN Europe, Henriette Christensen, España se está resistiendo a implantar correctamente la Directiva de la UE sobre este tema. "El primer Plan de Acción Nacional que España preparó fue uno de los menos ambiciosos de Europa. Es decepcionante lo que está haciendo España. No se está haciendo lo debido para alentar a los agricultores a que usen menos pesticidas", ha manifestado Christensen, que acusa a España de ser "uno de los pocos" Estados miembro de la UE que sigue concediendo excepciones que permiten, en algunos casos, realizar fumigaciones aéreas o usar algunos plaguicidas que deberían estar prohibidos.

   "Se está retrasando seriamente el avance de los agricultores hacia el manejo integrado de plagas y la reducción de la dependencia de los plaguicidas", ha concluido.

   El responsable de la campaña Hogar sin tóxicos de la Fundación Vivo Sano y presidente del Fondo para la Defensa de la Salud Ambientales, Carlos de Prada, ha advertido de que España lleva demasiado tiempo sin tomarse en serio la aplicación de la normativa europea. "Reducir la dependencia del uso de pesticidas es un imperativo legal", considera.

   Por su parte, el responsable de agricultura de Greenpeace, Luis Ferreirim, denuncia que España se ha convertido en "la campeona europea de uso y de abuso" de plaguicidas. "Hace falta una estrategia urgente y valiente que establezca un claro objetivo de reducción. Desde las organizaciones ambientalistas proponemos al menos una reducción del 30% para 2020", estima.

   Finalmente, la responsable de la campaña de contaminantes hormonales de Ecologistas en Acción, Kistiñe García, alerta de la "elevada contaminación" por plaguicidas de los suelos, aguas y los alimentos españoles. "Es imprescindible establecer cuanto antes objetivos claros para reducir nuestra dependencia de los pesticidas, al igual que han hecho otros países europeos", ha concluido.