España tiene abierto un expediente sancionador a una empresa por trasladar residuos pásticos a Malasia

Publicado 24/05/2019 19:13:20CET
OCÉANO LIMPIO TENERIFE / FACEBOOK - Archivo

   MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

   El Ministerio para la Transición Ecológica tiene abierto un expediente sancionador a una empresa por traslado de residuos desde España a Malasia, según han informado a Europa Press fuentes de este departamento tras conocerse que el país malayo ha decidido comenzar a devolver los deshechos plásticos enviados por España.

   El Gobierno español señala que además de la apertura del expediente, tanto el Ministerio como el SEPRONA han trasladado el asunto a la fiscalía.

   Los hechos se remontan a noviembre de 2018, cuando las aduanas españolas detectaron, en el puerto de Valencia, un cargamento de residuos que podía adolecer de la documentación correspondiente. Según señalan las mismas fuentes, se instó entonces a la empresa a que presentara la documentación reglamentaria a MITECO y se retuvo la mercancía.

   La empresa presentó dicha documentación pero no estaba debidamente cumplimentada ya que contenía incongruencias. Por ello, se le requirió nueva documentación en dos ocasiones más.

   Tras ser analizada, y ante la persistencia de dudas, se requirió al SEPRONA que hiciera una inspección física de la mercancía a finales de diciembre de 2018, operación que no pudo realizar porque la mercancía ya había salido de España sin el correspondiente levante de Aduanas. "Ese mismo día, Aduanas inicia de oficio los trámites de repatriación de los contenedores que volvieron a las instalaciones de Aduanas en febrero de 2019", añade.

   Una vez en España, el Seprona junto con inspectores de la Comunitat Valenciana, llevan a cabo la apertura de los contenedores. Como resultado de dicha inspección se encuentran un total de 36 sacas, donde en la mayoría de las mismas aparece escrito "aluminio" o "con aluminio", pero en cuyo interior contienen en su mayoría plástico troceado con pequeñas virutas de aluminio.

   En paralelo, según señalan, España se puso en contacto con las autoridades malayas para obtener información sobre las restricciones de importación a Malasia de los residuos objeto del traslado, indicando éstas la necesidad de requerir autorización previa por parte de las autoridades competentes para la importación de esos materiales.

   Posteriormente, el Ministerio remitió a la empresa su oposición al traslado de los residuos y la necesidad de que ésta se hiciera cargo del tratamiento de los mismos. Según asegura el ministerio, este requerimiento ya se ha llevado a cabo.

   Además, se ha remitido a la empresa un acuerdo de incoación de expediente sancionador por presunta infracción tipificada como grave conforme a la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados.

   Finalmente, el ministerio asegura que las autoridades españolas han iniciado nuevos contactos con las malayas para, en su caso, coordinarse respecto a traslados de residuos adicionales, especialmente lo relativo a su repatriación y, si procede, iniciar el correspondiente expediente de infracción.