Actualizado 27/10/2007 20:49 CET

EU pide a la Unión Europea soluciones para alimentar a los buitres después de las restricciones de las crisis sanitarias

VALENCIA, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

Esquerra Unida trasladó al eurodiputado de Izquierda Unida, Willy Meyer, la preocupación por la situación de la colonia de buitres del interior de las comarcas de Castellón, afectadas por las restricciones de las normativas europeas, para que la Institución europea aporte soluciones para alimentar a estas aves, informaron fuentes del partido en un comunicado.

Según recordó la formación, las recientes crisis sanitarias y alimentarias que se han sufrido a nivel global, han comportado una serie de medidas "drásticas y urgentes" para evitar la extensión de, por ejemplo, el denominado mal de las vacas locas, o la gripe aviar. Estas medidas, entre otras, han llevado al cierre de los vertederos de animales muertos, y a la prohibición de abandonar cadáveres de ganado en las montañas.

En este sentido, explicaron, la nueva situación ha comportado "graves problemas" en la alimentación de especies protegidas, como por ejemplo lobos o aves carroñeras, las cuales se han visto obligadas a cambiar sus hábitos de alimentación, atacando a rebaños y animales de cría.

Este "problema", señalaron, ha tenido "especial incidencia a las comarcas de Castellón", donde la colonia de buitres del interior, que se alimentaba de los puntos donde los ganaderos depositaban los cadáveres de los animales muertos, al verse desprovistos de estos, han empezado a atacar la vacas y rebaño ovino en el momento de su parto, acabando con la vida de las crías y de las madres.

EU, en su petición a la Comisión Europea, recordó que la directiva 79/409/CEE dicta una serie de medidas para garantizar la alimentación de las aves carroñeras, circunstancia que, para ellos, ha quedado ahora "desatendida" tras esta crisis sanitaria.

Por ello, Meyer pidió a la Comisión "medidas eficaces" para solucionar los problemas de alimentación de las aves carroñeras, que son especies protegidas y de gran valor, "que ha ocasionado el cierre de vertederos y la prohibición de abandonar cadáveres de ganado en las montañas".

Según esta opinión, las medidas tomadas de manera urgente" desde los despachos europeos, después tienen "efectos imprevistos cuando bajan a la realidad de los pueblos y comarcas".

Asimismo, aseguraron que aplicar una restrictiva prohibición de dejar los cadáveres de la manera tradicional, "ha ocasionando serios problemas" en la supervivencia de las aves carroñeras en el caso de Castellón, "pero de otras muchas especies protegidas a lo largo y ancho del territorio español", además de los "problemas añadidos" por los sistemas alternativos de eliminación de estos restos animales, bien sea por los problemas que comporta las harinas cárnicas o parecidas técnicas, concluyeron.