El Gobierno advierte de que el cambio climático está aparcando la lucha para detener la pérdida de biodiversidad

Parque Nacional del Guadarrama
COMUNIDAD DE MADRID
Publicado 17/11/2018 12:57:34CET

   España lleva a la COP14 de Biodiversidad la Estrategia de Infraestructura Verde y conectividad biológica

   MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, ha advertido de que el pérdida de biodiversidad es un problema de igual o mayor envergadura que el cambio climático que, sin embargo, se está quedando en segundo plano porque la comunidad internacional está centrando sus esfuerzos en frenar el calentamiento y advierte de que ambas cuestiones están relacionadas.

   Así ha explicado Morán la conclusión o impresión general que ha observado en su participación en la XIV Cumbre Mundial de Diversidad Biológica que se celebra en Sharm El-Sheick (Egipto), donde el secretario de Estado ha encabezado la delegación española.

   Morán ha señalado a Europa Press que ha trasladado a la secretaria de la Convención Mundial de Biodiversidad, Cristina Pasca Palmer, la necesidad de que la comunidad científica intervenga y sea escuchada en materia de biodiversidad, para lograr mayores avances y que los ciudadanos deben también incorporarse al debate.

   "Igual que ha sido fundamental la aportación del Panel de Cambio Climático (IPCC) a la lucha contra el cambio climático, la aportación científica debe contribuir a frenar la pérdida de biodiversidad", ha manifestado Morán, que insiste en que es "imprescindible" situar la cuestión en el centro de la agenda política para que en dos años se puedan presentar en la Cumbre de Pekín de 2020, objetivos ambiciosos para responder al "complejo reto".

   En este marco, cree que los ciudadanos necesitan una información "suficientemente clara" sobre la magnitud del riesgo de perder biodiversidad y de avanzar en el conocimiento de las conexiones entre el impacto del cambio climático y la conexión con la pérdida de biodiversidad.

   Precisamente, ha admitido que hasta ahora la sociedad, de manera "intuitiva", vincula una mayor dotación de infraestructuras a un mayor nivel de desarrollo y calidad de vida, por lo que cualquier oposición, condicionamiento o retraso a estas grandes infraestructuras por motivos de protección de biodiversidad se ven como una oposición al desarrollo.

CAMBIO DE MENTALIDAD

   "Ese es el mantra que se ha transmitido y se ha entendido como un freno al desarrollo y la preservación de los recursos de los recursos naturales como un impedimento a las infraestructuras", ha añadido el secretario de Estado, que afirma que en realidad es al revés y la pérdida de biodiversidad supone un mayor freno al desarrollo en el medio y largo plazo y provoca un mayor éxodo del territorio.

   Por ello, pide trascender de los mensajes cortoplacistas y pensar en el medio y largo plazo para proteger el medio natural.

   En su intervención en el tramo de alto nivel en la Cumbre de Egipto, ha anunciado la aprobación con carácter inmediato de la Estrategia Estatal de Infraestructuras Verdes y de la Conectividad y Restauración Ecológicas que identifique los elementos que se deben preservar en el territorio español, tanto terrestre como marino y así poder planificar las actuaciones que aseguren la conectividad ecológica y el funcionamiento de los ecosistemas.

   "Es hora de reforzar las herramientas que España ha incorporado la preservación de la biodiversidad", comenta Morán que se ha referido a la herramienta de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica 'Iniciativa Española Empresa y Biodiversidad' que se realiza en colaboración con 20 empresas el sector privado y que hasta ahora ha supuesto 2.000 proyectos.

   La iniciativa consiste, según ha precisado, en establecer alianzas entre la estrategia de preservación del medio por parte de las grandes empresas que incorporan un código de buenas prácticas para reconsiderar su modelo de ejecución de grandes infraestructuras. "Esto lleva a modificar el concepto clásico de proyectos para convertirlos en conceptos amables de infraestructuras verdes", comenta.

AUMENTAR LAS ÁREAS PROTEGIDAS

   Asimismo, Morán ha anunciado en Egipto que España "va a meter la directa en la declaración de nuevos espacios protegidos" sobre todo en el ámbito marino. En concreto, ha recordado la reciente declaración del corredor de cetáceos y ha dicho que se pone ahora sobre la mesa la prohibición de hidrocarburos en el mar y otras figuras como la pronta ampliación del Parque Nacional de Cabrera, y se agilizará la declaración del Parque Nacional Marino de Las Calmas en la isla de El Hierro.

   Igualmente, ha subrayado que en cuanto a las iniciativas continentales, ya se ha superado la evaluación para la declaración del Parque nacional de la Sierra de las Nieves y augura que antes de final de año será declarado el nuevo Parque Nacional aunque la tramitación parlamentaria formal de la ley que lo apruebe llevará algunos meses más.

   "Vamos a intentar sumar un volumen de territorio de alto valor catalogado. Llegaremos al entorno del 30 por ciento del territorio terrestre, entre un 12 y un 13 por ciento de protección de superficie marina y con ello, confío en que en un plazo razonable, España será uno de los países con mayor territorio protegido del mundo", ha sentenciado.

   Estas cifras van más allá del objetivo fijado en las Metas de Aichi del Convenio de Naciones unidas sobre la Diversidad Biológica, que establece que en 2020 al menos deberá estar protegido el 10 por ciento de las zonas marinas y costeras.

   Finalmente, ha insistido en la voluntad de España y de la UE en liderar la lucha contra la pérdida de biodiversidad y que en la Cumbre de Pekín (China) de 2020 se impulse un marco de actuación con objetivos ambiciosos, realistas, adecuados, con plazos definidos y que se pueda establecer el seguimiento y progreso de los mismos.

   En todo caso, ha observado en la ciudad egipcia que buena parte de los países no quiere esperar a que haya un compromiso internacional, como en el caso de cambio climático, o bien que no van a delegar su responsabilidad en la existencia o no de una agenda global para comprometer su agenda local de protección de la biodiversidad.

Contador