Publicado 27/07/2021 16:18CET

El Gobierno destina 220 millones a los almacenes individuales de combustible gastado de 4 centrales nucleares

Archivo - Central Nuclear de Almaraz.
Archivo - Central Nuclear de Almaraz. - CSN - Archivo

   MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Consejo de Ministros ha autorizado este martes a la Empresa Nacional de Residuos (ENRESA) un contrato para el diseño, apoyo al licenciamiento, fabricación y suministro de un sistema de almacenamiento de combustible nuclear gastado de las centrales nucleares de Almaraz (Cáceres), Ascó (Tarragona), Cofrentes (Valencia) y Vandellós II (Tarragona), cuyo importe máximo asciende a 220,08 millones de euros.

   En la actualidad, a falta del un almacén centralizado de residuos nucleares (ATC) que se preveía construir en Villar de Cañas (Cuenca), las plantas han ido construyendo almacenes temporales individuales para dar solución al combustible gastado. Todas las centrales excepto Vandellós II disponen ya de un ATI.

   Pero adicionalmente a estos almacenes es preciso contar con nueva capacidad de almacenamiento temporal antes de 2026 en todas las centrales nucleares en operación, excepto la de Trillo (Guadalajara), para guardar en seco este combustible que se genere en Ascó, Cofrentes, Vandellós II a partir de 2026.

   Según informa el Gobierno, en la central de Almaraz (Cáceres) el nuevo sistema permitirá el inicio del vaciado de sus piscinas tras la parada definitiva de sus dos unidades, prevista en 2027 y 2028, para así poder iniciar su desmantelamiento.

   Los cuatro nuevos sistemas de almacenamiento tendrán el mismo diseño para todas las centrales y se someterán a un único procedimiento de licenciamiento, lo que supone un ahorro por economía de escala y por el uso compartido de equipamientos auxiliares y repuestos, procedimientos comunes y formación.

   Los nuevos ATI serán compatibles con cualquiera de las estrategias de almacenamiento temporal que se adopten en el nuevo Plan General de Residuos Radiactivos, que actualmente se encuentra en tramitación. Llegado el momento, las cápsulas soldadas se trasladarán a un almacén centralizado.

   Para poder poner en marcha estas soluciones se requiere de cinco años de plazo desde el inicio de la licitación hasta que estén operativas en 2026, según el calendario previsto en la licitación.

   El presupuesto base de licitación asciende a 181.886.650 euros, al que corresponden por IVA (21%) 38.196.196,50 euros, por lo que el presupuesto total del contrato asciende a 220.082.846,50 euros, IVA incluido.