Greenpeace y Ecologistas en Acción sobre la sentencia del 'Prestige': "¿Impactar sobre la costa cuesta 1.500 millones?"

Prestige (A Coruña)
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 20/12/2018 18:31:44CET

   MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Greenpeace y Ecologistas en Acción han coincidido en señalar que la sentencia del 'Prestige' no refleja la gravedad de la catástrofe acaecida en el año 2002, un derrame de petróleo en Galicia provocado por el hundimiento del buque petrolero que afectó a más de 2.000 kilómetros de costa española, francesa y portuguesa.

   La Sala Segunda del Tribunal Supremo ha dictado este 20 de diciembre la sentencia definitiva sobre la responsabilidad civil derivada de la catástrofe del 'Prestige', que fija indemnizaciones por importe superior a los 1.500 millones de euros a pagar por los responsables civiles de la tragedia al Estado español --como principal perjudicado--, el francés, la Xunta de Galicia y otros 269 afectados por el vertido, entre particulares, empresas, mancomunidades, ayuntamientos y sociedades.

   En declaraciones a Europa Press, el director de Greenpeace Mario Rodríguez ha lamentado que se trata de una sentencia de "corto alcalce" que, a su juicio, "no refleja la gravedad de esta catástrofe que fue la mayor que ha sufrido el país".

   Rodríguez también ha augurado que la sentencia no va a disuadir a los que contaminan por "muy grande que pueda parecer la cantidad" . "¿Impactar sobre la costa norte española cuesta 1.500 milones?", se ha preguntado, para reconocer que "no es la sentencia" que la ONG esperaba.

   "Son cuentas menores. La dimensión de la catástrofe ecológica no queda reflejada en la sentencia, no cumple con el principio de que quien contamina paga", ha reiterado.

   Por su parte, el responsable de pesca de Ecologistas en Acción, Eneko Aiarbe, que ha manifestado "un sentimiento agridulce" tras conocer la sentencia. Así, ha destacado que "es relativamente novedoso que haya consencuencias económicas" en una catástrofe de este tipo. "Es un paso y una cantidad importante, aunque otra cuestión es si se llegará a cobrar", ha señalado.

   "Pero por otro lado --ha añadido-- es amarga porque no se llega a todas las consecuencias, como ocurrió en la sentencia inicial, y no abarca todo lo que deberia". Aiarbe también ha lamentado que el suceso es consecuencia del actual modelo de producción y consumo.