Greenpeace pide al Gobierno que en 2019 lidere la lucha por los derechos y libertades frente a discursos autoritarios

Protesta de Greenpeace contra la 'Ley Mordaza'
Europa Press - Archivo
Publicado 19/12/2018 16:48:35CET

   MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Greenpeace ha animado al Gobierno a que durante 2019 lidere la lucha nacional e internacional por los derechos y las libertades públicas frente a los discursos autoritarios y, como primera medida, pide al presidente, Pedro Sánchez, que derogue la ley mordaza.

   La ONG defiende en un informe presentado este miércoles con motivo de los 40 años de movilizaciones como la protesta pacífica y la desobediencia civil ha sido "clave" para construir una sociedad democrática fuerte en España.

   El trabajo 'Democracia y Contrapoder' recuerda el movimiento antinuclear que fijó las bases del movimiento ecologista, o las masivas movilizaciones contra la guerra de Irak y elogia la implicación "activa" de los ciudadanos que han sido un "contrapeso clave" para avanzar en derechos y lograr una sociedad más sostenible y pacífica.

   Por ello, la ONG anima al Gobierno de Sánchez a "ejercer" un liderazgo nacional e internacional para frenar el "paulatino deterioro de las garantías democráticas" y, que lo haga impulsando medidas concretas como la derogación definitiva de la ley 'mordaza'.

   El director ejecutivo de Greenpeace España, Mario Rodríguez, ha recordado que la ONG lleva ya "años" esperando la derogación de la ley 'mordaza' que sigue "castigando" a quien protesta pacíficamente por una sociedad más justa y mejor. "Este freno al ejercicio de derechos fundamentales en democracia no puede esperar más, porque es totalmente contrario a una democracia saludable", ha apostillado.

   En este contexto, Greenpeace alerta también de que frente a los riesgos de un sistema "en constante crisis", están aumentando las respuestas basadas en el "discurso del miedo y la polarización social" que debilitan los pilares sobre los que se asienta la propia convivencia democrática.

   Durante la presentación del informe, el responsable de la campaña en defensa de la democracia de Greenpeace, Javier García Raboso, ha manifestado que de la misma manera que el deterioro global del planeta y el de la calidad democratica son procesos que se acompañan, en la actualidad "la defensa del medioambiente y la de la democracia han de ir necesariamente de la mano".

   Por último, propone al Gobierno un decálogo de medidas para profundizar en una cultura democrática basada en la transparencia, el buen gobierno, el diálogo y el fomento de la participación ciudadana, la educación en valores democráticos, donde la sociedad civil ejerza un papel relevante en la consecución de un futuro mejor a través de la libertad de expresión y la protesta pacífica que priorice la convivencia pacífica. El decálogo recomienda también evitar la repetición de los conflictos sociales, promover la justicia social y ambiental y promover una conciencia ecofeminista.

Contador