Actualizado 04/08/2007 21:02 CET

Los municipios de Cerdedo y Cotobade (Pontevedra) afectados hace un año por los incendios prefieren "olvidar" esta fecha

PONTEVEDRA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los alcaldes de Cerdedo y Cotobade, José Balseiros y Manuel Loureiro, respectivamente, consideran que el 4 de agosto de 2006 pasará a la historia como una fecha "aciaga", en palabras de éste último, y prefieren "olvidar y mirar adelante", asegura el primero, ante el recuerdo del incendio que afectó a la zona y causó el fallecimiento de dos mujeres.

Un año después de que las llamas se iniciaran en el lugar de Pedre (Cercedo) y avanzaran durante los ocho días posteriores a lo largo de los ayuntamientos de Cotobade y Campo Lameiro, ambos regidores locales afirman que esa experiencia permitió "tomar nota y aprender" para afrontar cualquier adversidad similar que no desean que se repita.

En este sentido, José Balseiros se mostró "tranquilo y preparado" ante la actual campaña estival y confía en que los medios materiales adquiridos por el ayuntamiento de Cerdedo, junto con los medios humanos, estén en una disposición óptima. Así, se refirió a la dotación de una cisterna con capacidad para 8.000 litros de agua y "batelumes", a los que se añade la creación de una "ficha" que mantiene en contacto al operativo municipal de extinción en caso de emergencia.

En el caso de Cotobade, Loureiro destacó que este año se ha conveniado con la Consellería de Medio Rural la gestión el material y el personal contraincendios. José Balseiros también coincidió con su homólogo a la hora de valorar el apoyo de las administraciones autonómica y estatal en la reposición de material o infraestructuras dañadas por el fuego.

El regidor local de Cerdedo anunció que su municipio ha apostado por impulsar la creación de una planta de biomasa para aprovechar el potencial energético de la maleza que acumulan los montes y que, a raíz de las últimas lluvias, han convertido la vegetación regenerada en una "selva". Consciente de que la maleza es "el combustible del fuego", Balseiros confía en obtener la autorización de la Xunta para poner en marcha esta iniciativa con la que, según dijo, comenzar a "erradicar los incendios".