Narbona considera "muy garantista" la Ley de Costas y afirma que es un proceso de demolicion "personalizado y detallado"

Actualizado 03/11/2007 15:18:36 CET

La ministra de Medio Ambiente espera que finalice el deslinde que establece la ley antes de terminar la legislatura

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, manifestó hoy que la Ley de Costas es "muy garantista" y la definió como un proceso de demolición "personalizado y detallado". En declaraciones a Onda Cero, recogidas por Europa Press, Narbona confió en que antes de finalizar esta legislatura el deslinde que establece dicha ley esté terminado.

En respuesta a si se van a derribar todos los edificios que incumplan la Ley de Costas, Narbona observó que "en la mayoría de los casos" se ha construido detrás de los primeros cien metros que marca la Ley y que son competencia de las Comunidades Autónomas. Por esto, "cualquier actuación de carácter estratégico necesita del trabajo conjunto de las comunidades para aplicar mejor la ley y prevenir el futuro", afirmó.

Narbona indicó que los edificios anteriores a 1988, año en que se promulgó la ley, "no tienen la misma consideración" que los que se han construido después. La titular de Medio Ambiente expuso que su Ministerio va a actuar en la franja del dominio público marítimo terrestre, "incluyendo dunas y lagunas litorales". Según explicó, se trata de un espacio "muy estrecho" donde el Ministerio ha ejecutado varias demoliciones "teniendo en cuenta, en cada caso, la situación social propia de ese punto" de la costa", dijo.

ENFOQUE DE FUTURO

En relación al veinte por ciento de terreno costero que continúa sin calificar, la titular de Medio Ambiente manifestó su deseo en que antes de que finalice la legislatura el deslinde de España esté concluido."Había provincias que carecían de delimitación del dominio público en un 50 por cien. Esto es lo que ha provocado casos como el del Hotel Algarrobico", señaló. Asimismo, Narbona indicó que su departamento "no da preferencia a la expropiación", sino que "intenta llegar a un acuerdo con los respectivos propietarios" para cumplir la ley.

Narbona manifestó su esperanza en que las Comunidades Autónomas ejerzan sus competencias de urbanismo sobre ordenación del territorio, con un enfoque "de más futuro" y "no sólo en el cortísimo plazo que ha motivado muchas decisiones". La titular de Medio Ambiente recordó que hoy se conoce el efecto que el cambio climático comporta en las costas españolas. Por esta razón, "empeñarse en construir, no en los primeros cien metros sino en 120 puede no ser una buena decisión, aunque sea legal", indicó Narbona.

"La mayoría de las Comunidades Autónomas tienen instrumentos de cara al futuro" recordó Narbona mencionando, entre otros, el plan de ordenación del territorio de la Junta de Andalucía que establece "unos límites muy claros" al crecimiento urbanístico de las ciudades del litoral, o un plan en Cataluña que prohíbe construir en los primeros 500 metros de costa. "Es fundamental hacer planes porque no podemos recuperar la mayoría de lo que ya ha sido ocupado por las urbanizaciones, pero sí se puede trabajar pensando en el futuro", concluyó.