ONG ambientales exigen medidas urgentes para frenar la extinción global de especies en los próximos diez años

Gorrión, Ave del Año 2016
SEO/BIRDLIFE - Archivo
Publicado 06/05/2019 14:12:59CET

   SEO/BirdLife urge a poner fin a la 6ª extinción de especies tras el informe de IPBES que habla de "emergencia ambiental"

   MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

   Las ONG Greenpeace y SEO/BirdLife han reclamado medidas urgentes para poner fin a la sexta extinción de especies, después de la publicación este lunes en París del informe de la IPBES en la sede de la UNESCO, que habla de "emergencia ambiental" por la evolución regresiva de las especies durante los últimos quince años.

   Así, SEO/BirdLife ha advertido de la importancia de la conservación de la biodiversidad como "única garantía" de futuro para mantener el planeta y la supervivencia del ser humano. El informe del IPBES alerta de una "emergencia ambiental" que y pide a los Gobiernos acción política.

   Para SEO/BirdLife se necesitan leyes, presupuestos y medidas concretas para frenar la pérdida de biodiversidad, el cambio climático y el uso insostenible de los recursos naturales.

   El presidente de la IPBES, Robert Watson, ha alertado de que la destrucción de la naturaleza amenaza el bienestar humano "al menos tanto como el cambio climático". Durante la presentación del primer informe global sobre la desaparición de especies en los últimos 15 años, los expertos han señalado que la pérdida de biodiversidad afecta a aspectos como alimentación, la producción de medicamentos y a la cohesión social.

   Para el responsable de Gobernanza ambiental de SEO/BirdLife, Juan carlos Atienza, no solo está degradando el planeta sino que se está hipotecando el futuro de la especie y abocando a un presente "muy complicado" en ambientes "insalubres, contaminados y sin acceso al agua a millones de seres humanos".

   La ONG ambiental, de acuerdo con los datos del informe, señala que la mayoría del millón de especies que podrían estar amenazadas "ahora mismo" están en países tropicales, pero denuncia que los países desarrollados tienen "mucha responsabilidad" en esta situación, ya que son los mayores consumidores de estos recursos naturales.

   La directora ejecutiva, Asunción Ruiz, ha recordado que el 26 de mayo habrá que ir a votar en España para elegir a los representantes en el Parlamento Europeo así como a los representantes municipales y autonómicos. En ese sentido, apela a la "enorme responsabilidad" que estos tienen para dictar y ejecutar políticas ambientales. "Ante esta crisis ambiental, es más importante que nunca que los ciudadanos a la hora de ir a votar valoremos las propuestas ambientales de los diferentes partidos y votemos naturaleza", ha manifestado.

   Finalmente, ha insistido en que urge "naturalizar la sociedad" y observa que la política y los ciudadanos "deben tener muy presente" el objetivo de alcanzar "ni un grado más ni una especie menos". "De lo contrario, nos arriesgamos a ser nosotros esa especie menos", concluye Ruiz.

   Por su parte, Greenpeace exige medidas "urgentes" para frenar la extinción masiva que podría suponer el colapso de la humanidad. En concreto, pide a los líderes mundiales que antepongan el planeta a los intereses empresariales y les insta a actuar con la "urgencia y ambición" que exige el informe.

   "Los líderes políticos deben implementar medidas para proteger la biodiversidad con la participación y consentimiento de los pueblos indígenas y las comunidades locales", considera la ONG tras conocer el informe.

   Greenpeace destaca que el panel de expertos de biodiversidad de la ONU (IPBES) alerta de que entre las principales causas están los cambios de usos del suelo, la explotación de especies, el cambio climático y los elevados niveles de consumo, entre las principales causas.

   Asimismo, subraya que el informe de IPBES alerta de que son las actividades humanas las que han alterado "significativamente" la mayor parte de los mares y el suelo.

   En este contexto, añade que el informe concluye que la mayoría de los Objetivos del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente para frenar la pérdida de biodiversidad en 2020 no se van a cumplir, lo que podría echar por tierra la mitad de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (ODS).

   En este contexto, la responsable de la campaña de costas de Greenpeace, Paloma Nuche, denuncia que la propia supervivencia depende de la naturaleza. "La pérdida de biodiversidad augura nuestra propia extinción. Por ello, aunque la situación es grave, aún podemos, y debemos, revertir esta tendencia con políticas ambiciosas. No podemos seguir destruyendo nuestro propio sustento", ha insistido.

   Por último, insiste en que es "imposible" salvar el clima sin salvar la biodiversidad, y viceversa. "Si fallamos protegiendo la naturaleza, perdemos nuestro mayor activo en la lucha contra el cambio climático", ha concluido.

Contador