Los oscuros vencejos y golondrinas se marchan pero volverán la próxima primavera

Actualizado 15/08/2015 21:29:23 CET
Golondrina alimentando a sus crías
Foto: SEO/BIRDLIFE

MADRID, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Unos 27 millones de vencejos y 20 millones de golondrinas han pasado la primavera y el verano en España y ya han comenzado a regresar a África donde pasarán el invierno, salvo unas pequeñas colonias de golondrinas que se quedarán en el sur de Andalucía, según SEO/BirdLife.

   Los vencejos, más numerosos y un poco más grandes, se marchan más lejos, hasta el sur de África, hasta países como Kenia, Bostwana e incluso a Sudáfrica, mientras que las golondrinas se quedan en los países del Sahel, como Namibia o Guinea o Senegal, según ha explicado a Europa Press el coordinador del área de seguimiento de aves de SEO/BirdLife, Juan Carlos del Moral.

   Del Moral ha indicado que en los últimos años las golondrinas y vencejos llegan antes, unos 10 días, porque los inviernos en España se están acortando y las condiciones meteorológicas son más favorables. Esto han podido constatarlo a lo largo de casi 60 años, ya que desde la fundación de la Sociedad Española de Ornitología se puso en marcha el proyecto de fenología de las aves, con el que se observan los movimientos de aves.

   En concreto, ha apuntado que en los últimos 60 años las golondrinas han adelantado su llegada en ocho días y, si bien, antes era una especie "totalmente" migradora, en la actualidad, algunas colonias pasan el invierno en la zona de Huelva, Cádiz o Málaga.

   Respecto a la fecha de partida, ha indicado que el vencejo se marcha antes que la golondrina y que, de hecho, ya ha iniciado su partida a finales de julio, mientras que las segundas comenzarán su viaje en fechas próximas, aunque algunas ya se han marchado. "En España dejaremos de ver golondrinas a principios o mediados de septiembre", ha comentado.

   Respecto a los vencejos que aún se ven en España, Del Moral ha dicho que son los que están de paso, los que han pasado la primavera y el verano en el norte de España y en el centro y norte de Europa, ya que por las condiciones meteorológicas crían unos días más tarde y, por tanto, viajan con posterioridad, mientras que los del resto de España se fueron a finales de julio.

   Sobre las golondrinas, ha precisado que ya han comenzado su migración en Andalucía y hasta Madrid, mientras que aún quedan las de Palencia, León, La Rioja o Aragón, que están empezando a moverse hacia el centro peninsular.

   El experto en seguimiento de aves de SEO/BirdLife ha añadido que la ONG tiene varios vencejos y golondrinas marcados, con un dispositivo-emisor vía satélite con el que estudian los patrones del viaje que dura, unos 20 días para vencejos, lo que tardan en bajar "del tirón" hasta Kenia, Bostwana o Sudáfrica a pasar el invierno. Es decir, que recorren a la ida unos 7.000 kilómetros y, a la vuelta, viajan hasta el Golfo de Guinea y, desde allí, ascienden a lo largo de Marruecos, casi por la costa, esquivando el desierto del Sáhara hasta la Península Ibérica, desde donde se distribuyen hasta el resto de Europa, llegando a Suecia o Finlandia.

   "Vencejos y golondrinas no son las especies más abundantes del mundo, pero tienen una amplia distribución desde el sur de África hasta el norte de Europa", ha apuntado.

   Por su parte, ha dicho de la golondrina que la especie no llega "tan al sur" y que después de cruzar el mediterráneo y el desierto del Sáhara pasa el invierno en los países del Sahel, como Nigeria o Namibia, hasta donde recorren unos 3.500 kilómetros, en torno a la mitad que los vencejos.

   La travesía de las golondrinas es algo más larga que la de los vencejos, ya que tardan casi un mes en su marcha a África y unos 20 días a su regreso a España a donde llegarán de nuevo en 2016 a finales de marzo o principios de abril. "Tardan más en marchar que en volver porque en primavera vienen con más prisa, con el celo de la reproducción", ha agregado.

AMENAZAS: HERBICIDAS Y ABANDONO RURAL

   Sin embargo, ambas especies no viven sus mejores momentos ya que según el responsable de seguimiento de aves de la ONG ornitológica las golondrinas han perdido el 30 por ciento de su población en menos de 20 años por causas "muy numerosas pero que denotan un retroceso en la calidad ambiental". En el último censo de golondrinas, en 2006 había 25 millones de golondrinas, ahora serán algo menos de 20 millones y unos 27 millones de vencejos.

   En concreto, ha destacado que en la actualidad hay menos insectos, debido al uso de herbicidas y pesticidas en la agricultura y por el abandono del campo, que origina la destrucción de casas o graneros donde construían sus nidos y esto hace que tengan menos oportunidades de edificar sus nidos, como en los corrales de los pueblos y los lugares donde se guarda el ganado.

   Además, ha recordado que tanto vencejos como golondrinas iban siempre junto a los rebaños que llevaban insectos a su alrededor y la falta de ganado extensivo contribuye a la disminución y pérdida de sus fuentes de alimentación.

   Sobre las similitudes de los hábitat de invierno y verano de estas especies, Del Moral ha dicho que son ambientes "ligeramente parecidos" ya que allí abundan paisajes de acacias, con asnos y animales salvajes como cebras, mientras que en España hay paisajes de dehesas, pastos y cereal con rebaños de animales de pastoreo.

   El experto ha subrayado la labor de seguimiento sistematizado que realiza la organización desde hace décadas y que realiza más de un millar de voluntarios en 1.000 puntos del país.

   "La cifra del 30 por ciento se debe a este sistema de seguimiento establecido y que está reconocido por Eurostat como un indicador de la calidad ambiental y que advierte de que a escala europea el declive de las golondrinas evidencia que algo grave está sucediendo", ha concluido Del Moral.