Publicado 18/05/2022 16:49

Ribera, de acuerdo con Errejón, apuesta por mejorar el mundo rural y las condiciones de bomberos forestales

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, interviene en una sesión plenaria, en el Congreso de los Diputados, a 18 de mayo de 2022, en Madrid (España). El Ejecutivo central se enfrenta, por ter
La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, interviene en una sesión plenaria, en el Congreso de los Diputados, a 18 de mayo de 2022, en Madrid (España). El Ejecutivo central se enfrenta, por ter - Alberto Ortega - Europa Press

   MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

   La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, se ha mostrado de acuerdo este miércoles en el pleno del Congreso de los Diputados con las propuestas del diputado de Más País-Verdes Equo Íñigo Errejón sobre la necesidad de reforzar el mundo rural y de mejorar las condiciones laborales de los bomberos forestales.

   En su intervención, Errejón ha propuesto a Ribera un plan de revitalización de las comarcas y del mundo rural, que estimule la ganadería extensiva, la agricultura de proximidad o las centrales de biomasa del material recogido en los bosques, ya que en su opinión, fijar población en el mundo rural contribuye a combatir la posibilidad del riesgo de incendios forestales.

   Además, quiere que el Gobierno ponga en marcha un fondo para el cuidado de los bosques, que generaría "miles de empleos verdes" para la limpieza de estos y prevenir incendios y ha reclamado a Ribera que lidere junto con las comunidades autónomas un plan para "dignificar y estabilizar" las condiciones laborales de los bomberos forestales. "Esto es de justicia", ha afirmado Errejón, para quien la gente que se juega la vida frente a los incendios forestales "no puede seguir en precario".

   El diputado ha recordado en su intervención el gran incendio forestal en Sierra Bermeja (Málaga) el verano de 2021 donde falleció el bombero forestal Carlos Martínez y ha alertado en la Cámara Baja de la nueva generación de incendios forestales derivados de la emergencia climática, que generan unas condiciones meteorológicas propias y que no se pueden apagar a no ser que llueva o que ya no quede nada que quemar.

   Aunque ha elogiado el buen sistema contra incendios de España, ha asegurado que la crisis climática "lo ha cambiado todo" ya que el aumento de las temperaturas y la disminución de las lluvias junto con el abandono del medio rural, han convertido los bosques en cajas de cerillas. De ese modo, ha recordado que los científicos hablan ya de incendios de sexta generación, que son los que generan su propio clima y en los que el fuego se comporta de manera impredecible.

   En ese sentido, le ha advertido a la ministra que cuando los incendios salgan en la tele este verano ya será demasiado tarde y ha avisado de los 40 grados centígrados que se esperan en algunos puntos del país este fin de semana y que son "un aviso" de que este verano va a ser "especialmente seco y caluroso", lo que multiplica el riesgo del fuego.

   "Estoy muy de acuerdo con lo que usted. Este es uno de los problemas y las caras más duras del cambio climático en nuestro país", ha contestado la vicepresidenta a Errejón.

   En ese sentido, ha recordado que en todos los escenarios de cambio climático, los incendios forestales constituyen uno de los efectos más dramáticos y amplificables de ese fenómeno en España, ya que ponen en peligro la vida de las personas, generan costes en pérdida de biodiversidad y calidad de suelo, entre otros.

   La ministra ha elogiado la elevada profesionalidad de los equipos de prevención y extinción y del compromiso del Gobierno en esta materia, con la ampliación y el refuerzo de los equipos y medios, "también en el marco del plan de recuperación".

   No obstante, ha recordado que ese trabajo del Gobierno sirve para reforzar el de las comunidades autónomas y las administraciones locales, competentes en muchos de los ámbitos vinculados tanto en la prevención como en la extinción de incendios y que deben contar con un plan propio.

   Ribera ha puesto el incendio de Sierra Bermeja como ejemplo de una categoría de incendios que tiene una peligrosidad debida al cambio climático y que excede de lo que se ha conocido hasta la fecha, por lo que ha garantizado que la lucha contra el fuego ha sido y va a seguir siendo una de las prioridades del Ejecutivo.

   Respecto a la mejora de las condiciones de los bomberos forestales, ha dicho que no solo es preciso contar con los mejores, sino que en coordinación con Protección Civil y las comunidades autónomas "hay espacio para incrementar las condiciones laborales de estos profesionales".

   Finalmente, considera como Errejón que es "capital" trabajar en materia de biomasa, de protección de bosques, así como fomentar la generación y el establecimiento de personas en el ámbito rural.