Publicado 15/09/2021 15:14CET

Seo/BirdLife documenta hasta 114 especies de aves en una finca de olivar en Jaén

Mochuelo europeo en la finca Cortijo Guadiana.
Mochuelo europeo en la finca Cortijo Guadiana. - CASTILLO DE CANENA

   MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Seo/BirdLife ha presentado este miércoles 15 de septiembre la 'Guía de Aves de Cortijo Guadiana', en la que documenta hasta 114 especies de aves de distintos ambientes tras siete años de trabajos de seguimiento científico en las casi 1.800 hectáreas de olivar, monte y ribera en la finca Cortijo Guadiana, en la provincia de Jaén.

   La guía, elaborada en colaboración con la empresa productora de Aove Castillo de Canena, muestra indicaciones referidas al momento del año y la zona donde es más probable la observación de cada especie, mapas de distribución de las mismas, un código ético del observador de aves y 230 ilustraciones del artista de naturaleza Juan Varela, ha indicado la ONG.

   La organización considera "sorprendente" el potencial del olivar para albergar tantas especies, ya que la cifra representa más del 85 por ciento de las especies que conviven en el Parque Nacional de Guadarrama, o más del 60 por ciento de todas las especies de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas.

   Concretamente, la finca cuenta con un considerable número de especies reproductoras que instalan sus nidos en las ramas de los olivos, como es el caso de verderones, verdecillos y jilgueros; de mochuelos, abubillas y carboneros; o de perdices, chotacabras, buitrones y cogujadas.

   Además, durante el otoño, en el olivar aparecen especies de aves migratorias como los mosquiteros, alcaudones, papamoscas y currucas. También aparecen las primeras aves invernantes, como la curruca capirotada, el petirrojo, el estornino pinto y el zorzal, la lavandera blanca o el bisbita común. El gavilán o diferentes aves rapaces acuden también a los olivares, aseguran desde SEO/BirdLife.

   Igualmente, en el olivar conviven diferentes especies relacionadas con la vegetación fluvial como los zarceros, las tarabillas, las oropéndolas o los autillos; otras de mayor tamaño como el cormorán grande, la garcilla bueyera, la garza real o el azulón, u otras que buscan cobijo en los cortijos o en otras construcciones. Además de contar con varias especies amenazadas como alzacola rojizo, el alcaudón real y la tórtola europea.

   Además, de esta biodiversidad la empresa colaboradora ha destacado que la presencia de estas aves hacen que la materia prima (aceituna) tenga una calidad ambiental, que según AOVE "resulta ser un excelente alimento, sano y nutritivo, libre de residuos tóxicos".

   La directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz, ha subrayado que la guía "es un extraordinario ejemplo de que es posible, rentable y necesario, desarrollar alianzas y acuerdos con agricultores y empresarios. "Trabajar para conseguir olivares más vivos es avanzar por conseguir mejores aceites, más sanos, más sabrosos, más sostenibles, tejiendo una red que vincula productores orgullosos de su labor en pro de un entorno más saludable, consumidores más satisfechos y más aves", ha dicho.

Contador

Para leer más