Actualizado 28/05/2013 15:24 CET

Soria evita meterse en "cuestiones internas" del CSN

Imagen del exterior de la central nuclear de Santa María de Garoña
PEDRO CANTERO SANCHO, NUCLENOR

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha señalado que su departamento no se va a meter en "cuestiones internas" del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y que "lo que hace el Ministerio es estudiar" el informe presentado este viernes por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) sobre la situación de la central de Santa María de Garoña.

De este modo, Soria respondía, durante su participación en un de desayuno informativo del Foro de la Nueva Energía, a las críticas de la consejera del CSN, Cristina Narbona, que este lunes denunció "las presiones y la urgencia a las que se ha sometido al CSN".

"No me voy a meter en cuestiones internas de un órgano independiente como es el CSN. Lo que hace el Ministerio es estudiar el contenido de los informes, y eso es lo que estamos haciendo en estos momentos", ha insistido.

Soria ha explicado que el Gobierno está "a favor de la nuclear siempre que respete el medioambiente y la seguridad que exige la UE, España y el CSN". Así, ha indicado que Garoña es "un activo energético esencial" y ha remarcado que el Gobierno ha puesto "desde el principio" todos los medios legislativos necesarios para que operara dentro de las condiciones de seguridad.

De este modo, ha señalado que el Ejecutivo "va a seguir manteniendo la posición sobre la central de Garoña que ha venido manteniendo desde el principio de la legislatura que es que, siempre y cuando el CSN determine que cumple las condiciones de seguridad para que pueda continuar operando, el Gobierno no se va a oponer".

En este sentido, ha señalado que la decisión de operar o no "quien debe hacerla es el operador, que ya lo ha hecho" y quien debe informar sobre la situación de la planta es el CSN".

MODIFICACIONES EN EL SISTEMA ELÉCTRICO

Por otra parte, el titular de Industria ha señalado que habrá "modificaciones en los aspectos regulatorios" del sistema eléctrico y que las propuesta llegará al Consejo de Ministros "antes de que finalice el mes de junio". "La propuesta girará en torno a las actividades reguladas a todo, tanto del punto de vista del transporte, distribución, los regimenes extrapeninsulares y régimen especial", ha apuntado.

Soria ha explicado que el sistema de precios que establece el sistema eléctrico español cosiste en una subasta que se realiza cada tres meses y que marca el precio de referencia de los tres meses siguientes. "Lo que no quiere decir que ese sea el precio al que realmente se vende la energía porque luego cada día hay un precio distinto", ha señalado, para añadir que, "si ese precio de cada día es superior al de la subasta anterior entonces quiere decir que hay un margen para las eléctricas y si es inferior quiere decir hay un margen pero es negativo".

"Eso es lo que el sistema establece y el Gobierno lo que hace, como ocurre en otros casos, es que va a estudiar muy cuidadosamente las recomendaciones que en esta materia y otras hace la Comisión Nacional de la Energía", ha declarado.

ENERGÍAS RENOVABLES

Del mismo modo, Soria se ha referido a las energía renovables destacando que el gobierno defiende que dentro del mix energético, estas tengan "no solo un papel importante, sino que tengan un peso cada vez mayor". Pero, a su juicio, esto también "tiene que ser compatible con saber cuáles son las posibilidades reales que tienen en el sistema eléctrico español para poder pagar subsidios incorporados a los precios de determinadas tecnologías".

"Si esos subsidios son excesivamente altos acabarán convirtiéndose en un déficit del sector eléctrico que, o tienen que pagarlo todos los consumidores en términos de mayores precios, o bien tienen que asumirlo las empresas eléctricas, o la administración del Estado en los Presupuestos generales del Estado".

Sobre renovables también ha hablado, durante el desayuno informativo, el presidente de la multinacional nuclear francesa Areva, Luc Oursel, quien ha afirmado que las energías renovables y la nuclear son "complementarias".

Durante su intervención, el empresario ha asegurado que estos dos tipos de energía "comparten muchas cosas", como que las dos suponen un "alto contenido tecnológico" y que favorecen la energía local, de manera que disminuye la dependencia energética de otros países.

En esta línea, ha señalado que las renovables son una "buena elección" pero si el problema en la nuclear puede ser la seguridad, en las renovables es la "intermitencia". Por ello, insistió en que son complementarias y que las renovables "debemos verlas como algo fantástico".

A este respecto, ha indicado que su compañía también apuesta por las renovables y, aunque "no hay intención" de reconvertir su negocio, sí está previsto "desarrollar un segundo pilar de productividad".