Publicado 23/07/2021 16:07CET

WWF lamenta la "oportunidad perdida" de proteger la Gran Barrera de Coral y que España vote con los negacionistas

Archivo - Imagen de archivo de la Gran Barrera de Coral.
Archivo - Imagen de archivo de la Gran Barrera de Coral. - WWF - Archivo

   MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

   WWF ha lamentado este viernes la "oportunidad perdida" de proteger la Gran Barrera de Coral tras la decisión adoptada por el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO de apoyar la enmienda de Australia para no incluir a este enclave en la lista de Patrimonio Mundial 'en peligro'. Además, ha calificado de "injustificable" que España haya votado en el mismo sentido que países negacionistas del cambio climático como Hungría o con intereses en el petróleo como Barhéin.

   En declaraciones a Europa Press, el responsable de la campaña de Océanos de WWF, José Luis García Vara, lamenta la decisión del Comité y la posición de España, que ha querido valorar el esfuerzo realizado por Australia para proteger la Gran Barrera de Coral a pesar de que ha reconocido la situación de deterioro en la que se encuentra el enclave.

   Así, explica que España "ha estado de acuerdo en dar más tiempo al Gobierno australiano" para seguir implantando el programa 'Gran Reef 2050', al contrario que otros países como Noruega, que ha expresado que la decisión "no se puede dilatar".

   "Es una oportunidad perdida para llamar la atención sobre el estado de deterioro de los últimos años de la gran barrera de coral, que en el último lustro ha sufrido tres episodios de blanqueamiento grave", asegura García Vara.

   Por eso, considera que Australia tiene que hacer "mucho más" y ser "más eficaz" en su protección y ha mostrado su sorpresa por que Espñaa apoyara la posición australiana junto a países como Arabia Saudí, Barhéin o Hungría.

   A su juicio, España "tiene que liderar el proceso de lucha contra el cambio climático y esto debe ser como un acicate a seguir trabajando nacional e internacionalmente contra el cambio climático".

   Respecto a la Gran Barrera ha recordado que aunque su gestión y responsabilidad última dependa de Australia, es Patrimonio Mundial de la Humanidad, de modo que es de importancia "para todos" que no se encuentre en esta situación.

   Por ello, ha lamentado la postura española y más aún después de que la semana pasada WWF enviara una carta a los Ministerios de Exteriores y de Transición Ecológica para ponerles atención sobre la trascendencia de la decisión que, en última instancia, "recaía en Exteriores".

   De ese modo, lamenta el retraso porque el momento de actuar contra las amenazas a las que está sometida "es ahora".

   Por su parte, el secretario general de WWF, Juan Carlos del Olmo, ha calificado de "injustificable" la decisión con la que "la diplomacia española se ha lucido" en la UNESCO porque el voto contrario español supondrá un retraso en las medidas para salvar la Gran Barrera de Coral.

   Asimismo, el científico y director general de Climate Analytics, Bill Hare, ha calificado de "chocante" que un país "sofisticado como España, un líder climático emergente, se haya dejado manipular por la campaña de Australia".

   Pero avisa al Gobierno australiano de que "tarde o temprano" esto se volverá en contra del Ejecutivo de Morrison. "Es una victoria pírrica y a medida que los países se den cuenta de cómo fueron manipulados y que el caso de Australia se construyó sobre nada más que falsas capturas y medias verdades, en febrero del próximo año (la fecha límite acordada para un proceso de evaluación) el Gobierno estará en la misma posición de defender lo indefendible".