WWF pide a ICCAT que no aumenten las cuotas de pesca de especies de atún en el Atlántico y que persiga el contrabando

Atún rojo
EUROPA PRESS/IEO - Archivo
Publicado 12/11/2018 17:01:35CET

   MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

   WWF ha solicitado la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) que no apruebe aumentos de cuotas de pesca de especies de atún en el Atlántico y que establezca medidas para frenar el contrabando de atún rojo.

   La reunión de ICCAT ha comenzado este lunes y se prolongará hasta el 19 de noviembre en Dubrovnik (Croacia). La ONG señala que en la actualidad hay niveles récord de sobrepesca y actividades delictivas amenazan severamente la sostenibilidad de varias especies de atún.

   De hecho, la ONG recuerda la reciente desarticulación en el Mediterráneo de una presunta red criminal que comercializaba atún rojo ilegal, cuyo valor superaría los 12 millones de euros al año. Por ello, la ONG subraya la necesidad de no aumentar la cuota de esta especie hasta que se adopten controles más estrictos y sanciones contra la pesca y el comercio ilegal y se tenga un registro completo del atún que realmente se captura.

   Además, advierte de que en estos momentos la sobrepesca de atunes tropicales revela el riesgo de colapso del atún patudo y mina la sostenibilidad a largo plazo del atún de aleta amarilla.

   Las capturas de atún rojo se someten a controles de ICCAT, que cada año fija las cuotas para favorecer la conservación de la especie. Según explica WWF, este año el debate girará en torno a la investigación policial que destapó una red de comercio ilegal de esta especie, por la que se habrían obtenido ilegalmente 12 millones de euros al año. La trama, implantada en la cuenca mediterránea, involucraría presuntamente a empresas españolas, francesas, puertos italianos y granjas de engorde de atún en Malta.

   Si se confirman las indagaciones, esto supondría que cada año al menos 2.500 toneladas de atún rojo, cantidad que representa el 20 por ciento de la cuota total asignada para la UE, se escapan a los controles de la UE y los Estados miembros.

   El coordinador de pesca de WWF España, Raúl García, --que participa en la reunión-- considera que el hecho de que durante años se hayan capturado de manera ilegal toneladas de atún rojo es "completamente inaceptable".

   Así, opina que la UE y las naciones pesqueras deben cerrar las lagunas del sistema de control y monitorización y comenzar a adoptar "medidas enérgicas contra los delincuentes" como la inclusión en la lista negra de buques, retirar licencias de pesca y engorde, devolución de fondos públicos o imponer sanciones efectivas.

   "Cualquier incremento en la cuota de pesca o relajación del plan de recuperación se deben suspender hasta que tengamos un registro completo del atún que realmente se captura", ha apelado.

   ICCAT estableció el año pasado un aumento de la cuota de captura de atún rojo hasta las 36.000 toneladas para 2020. Pero si se tiene en cuenta la escala de capturas no declaradas que apunta la investigación criminal, este aumento podría socavar los esfuerzos adoptados durante la última década para que las especies gravemente amenazadas se recuperen por completo.

   Igualmente, la ONG está "muy preocupada" por el alto nivel de sobrepesca de atunes tropicales que puede colapsar a la población de atún patudo para 2033, según los científicos. La especie no tiene límites de capacidad pesquera, aunque sus capturas fueron un 20 por ciento más altas respecto a la cuota acordada en el plan de recuperación de ICCAT.

   Asimismo, asegura que también se han sobrepasado los límites en el atún de aleta amarilla y que esta situación pone en riesgo la salud a largo plazo de su población. En 2016 se capturaron unas 150.000 toneladas de aleta amarilla, un 36 por ciento más respecto de la cuota legal.

   Durante la reunión de ICCAT, WWF exige también que se fije una prohibición "más estricta" del aleteo de tiburones mediante la obligación de desembarcar con la aleta adherida al cuerpo. Esta medida ya está en vigor en otras instituciones como la UE u organizaciones como la Comisión General de Pesca del Mediterráneo (CGPM).

   En ese sentido, García ha subrayado la importancia de que ICCAT avance en la gestión y conservación de tiburones ya que es "fundamental" reforzar el plan de recuperación del marrajo dientuso y establecer límites de captura y un plan de gestión para poblaciones de tintoreras del Atlántico.