El 46% de los españoles considera que los inmigrantes son una mala influencia y el 45%, buena

Actualizado 06/06/2006 13:00:46 CET

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los españoles están divididos en cuanto a su opinión sobre si la presencia de inmigrantes supone una influencia positiva o negativa para el país, según un sondeo realizado por Associated Press-Ipsos y que estudia el sentimiento que la inmigración provoca en distintos países de todo el mundo, incluido España, donde cuatro de cada diez ciudadanos opina que es muy probable que los inmigrantes se impliquen en actividades delictivas.

Según este sondeo realizado por la agencia estadounidense, el 45% de los consultados en España opina que los inmigrantes son una buena influencia para el país, mientras que el 46% considera que su influencia es negativa. La visión de la inmigración es más positiva en los países no europeos analizados en esta encuesta. Así, el 54% de los australianos y el 77% de los canadienses opinan que la inmigración ha tenido una influencia positiva para el país.

Además, el 22% de los españoles afirma que los inmigrantes han creado problemas en su comunidad, frente al 59% que opina que su presencia ha tenido escaso efecto en el entorno. Sólo el 7% considera que los inmigrantes han mejorado la situación de su comunidad.

Por otra parte, el 40% de los españoles consultados cree que existen muchas probabilidades de que los inmigrantes se involucren en actividades delictivas, mientras que el 52% considera que no hay muchas diferencias entre inmigrantes y españoles.

Asimismo, el 37% de los consultados opina que los inmigrantes trabajan más duro que los nacidos en España. La encuesta se realizó telefónicamente a una muestra de 1.000 adultos entre el 11 y el 18 de mayo y tiene un margen de error de más/menos el 3%.

En el caso de Italia, también parece haber división de opiniones sobre la llegada de inmigrantes. Así, según el sondeo, el 45% de los italianos considera que los recién llegados son una buena influencia, frente al 40% que opina lo contrario. No obstante, sólo el 10% de los consultados consideran que los inmigrantes han mejorado su comunidad, frente al 22% que considera que lo que hacen es crear problemas.

En Italia se calcula que hay unos 2,8 millones de inmigrantes legales, casi la mitad de ellos de Europa del este. El 40% de los italianos considera que estos inmigrantes, tanto legales como ilegales, trabajan más duro que los propios italianos, mientras que el 45% cree que trabajan igual de duro.

Por otra parte, como sucede en España, el 41% de los encuestados cree que los inmigrantes tienen una mayor tendencia a involucrarse en actividades delictivas que los italianos, frente al 14% cree que es menos probable que los inmigrantes realicen actividades delictivas.

El sondeo se realizó en este caso a 963 italianos adultos entre el 12 y el 22 de mayo y el margen de error es del 3%.

ALEMANIA Y REINO UNIDO

En el caso de Alemania, donde se calcula que hay alrededor de 7 millones de inmigrantes, el 47% de los consultados opina que éstos son "una buena influencia" para el país, frente al 45% que opinan lo contrario. En cuanto a su trabajo, y teniendo en cuenta que la economía alemana depende en gran medida de la mano de obra extranjera, el 29% de los alemanes cree que los inmigrantes trabajan más que los ciudadanos locales, si bien esta cifra es la menor de todos los países analizados.

Por otra parte, sólo el 7% de los encuestados considera que la presencia de inmigrantes ha mejorado la situación de sus comunidades, frente al 23% que opina que los inmigrantes han creado problemas, y el 59% que afirma que la presencia de inmigrantes no ha tenido efectos ni positivos ni negativos.

En cuanto a la relación entre inmigrantes y delincuencia, el 35% de los alemanes creen que los inmigrantes tienen una mayor tendencia a las actividades criminales que los nativos, frente al 8% que opinan lo contrario. El sondeo se realizó telefónicamente sobre una muestra de 1.002 adultos entre el 18 y el 20 de mayo y tiene un margen de error del 3%.

En el caso de Reino Unido, son más los británicos que opinan que la inmigración ha tenido un efecto negativo en la sociedad. Así, el 48% de los consultados en el sondeo de AP-Ipsos cree que los inmigrantes son una mala influencia, frente al 43% que cree que su influencia es buena.

Según el sondeo, el 25% de los británicos cree que los inmigrantes tienen una mayor tendencia que los ciudadanos nacionales a implicarse en la delincuencia, mientras que el 22% de los consultados afirma que los inmigrantes han tenido "una influencia muy mala" en el país. No obstante, el 40% opina que los inmigrantes trabajan más duro que los británicos, de acuerdo con esta encuesta realizada a una muestra de 1.000 adultos entre el 12 y el 21 de mayo y con un margen de error del 3%.

AUSTRALIA Y CANADÁ

Fuera de Europa, la visión que se tiene de los inmigrantes es bastante diversa. En Australia, el 54% de los encuestados opina que los inmigrantes han sido una buena influencia para el país, frente al 40% que creen que su influencia ha sido negativa. Asimismo, el 41% opina que los inmigrantes trabajan más duro que los australianos, si bien la mitad de los consultados considera que no hay muchas diferencias.

En el caso de los australianos, sólo el 22% cree que los inmigrantes tienen más probabilidades de implicarse en la delincuencia, frente al 66% que opina que no hay mucha diferencia entre locales y extranjeros. El sondeo fue realizado sobre una muestra de 1.009 adultos entre el 1 y el 2 de mayo y como en los anteriores tiene un margen de error del 3%.

Los canadienses son los que mejor valoran la presencia de inmigrantes en su país. Así, el 77% de los encuestados consideran que han tenido una influencia buena o más o menos buena, frente al 20% que cree que esta influencia ha sido negativa. El último censo nacional en Canadá, que data de 2001, cifra en 18,4% la población canadiense nacida en el extranjero.

En cuando al trabajo, el 43% opina que los inmigrantes trabajan más duro y sólo el 15% considera que estos tienen una mayor inclinación hacia las actividades ilícitas. Por otra parte, el 28% consideran que los inmigrantes han mejorado sus comunidades, frente a un 9% que cree que provocan problemas y a un mayoritario 59% que afirma que la presencia de inmigrantes no tiene un efecto ni positivo ni negativo. El sondeo, realizado por teléfono entre el 16 y el 18 de mayo a 1.003 adultos, tiene un margen de error del 3%.

ESTADOS UNIDOS

En cuanto a Estados Unidos, más de la mitad de los encuestados, el 52%, considera que los inmigrantes tienen una influencia positiva en el país, un 10% más con respecto a mayo de 2004, según el sondeo de AP-Ipsos. No obstante, el 46% opina que la influencia de los inmigrantes ha sido negativa.

Según AP, los jóvenes son más tendentes a valorar de forma positiva a los inmigrantes, mientras que los adultos de mayor edad consideran que los inmigrantes tienen una mayor tendencia a implicarse en actos delictivos, si bien casi dos terceras partes de todos los encuestados opina que hay pocas diferencias respecto a esta cuestión entre los estadounidenses y los inmigrantes.