Unas 500 personas se manifiestan en Barcelona para reclamar el derecho de manifestación y expresión

Actualizado 30/09/2007 0:19:15 CET

Los Mossos d'Esquadra aseguran que era una "manifestación no comunicada"

BARCELONA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Unas 500 personas se manifestaron hoy en Barcelona para exigir el derecho de manifestación y expresión y, al finalizar, denunciaron mediante un comunicado que la conselleria de Interior "vulnera de nuevo el derecho de manifestación".

Los Mossos d'Esquadra aseguraron que era una "manifestación no comunicada", y añadieron que no hubo detenidos ni incidentes destacables, pese a algunos momentos de tensión en el recorrido.

Los participantes se concentraron sobre las 18 horas en la Plaça Universitat de Barcelona y posteriormente iniciaron la marcha, convocada por diez entidades que representan diversos colectivos sociales alternativos.

Los jóvenes explicaron que, ante la experiencia de una actividad similar celebrada el 17 de junio que "fue detenida durante tres horas en la calle Pelayo" y ante la previsión de que los Mossos "podrían recurrir al cierre y secuestro de la movilización", decidieron organizar un segundo grupo de manifestantes.

En este sentido, los colectivos informaron que ese segundo grupo siguió la manifestación "alternativamente al bloque que había quedado secuestrado" en la calle Pelayo. Según confirmaron los Mossos d'Esquadra a Europa Press, los agentes no permitían el paso de los manifestantes por la Rambla, como tenían previsto los organizadores, "porque no es recomendable por el volumen de gente" que paseaba a esas horas por la zona.

Según los jóvenes, el dispositivo policial se vio "sorprendido" por el segundo grupo y reaccionó "cortando a este grupo a la altura de la calle Ferran". Los jóvenes afirmaron que la idea de utilizar ese segundo grupo es consecuencia "del incremento de las dificultades" que encuentran para manifestarse.

Ante la prohibición de los Mossos de continuar por la Rambla, los jóvenes aseguraron que respondieron con "paciencia ante sus provocaciones", pero añadieron que "la indignación popular va en aumento".

"Ha quedado demostrado que la única violencia presente en la manifestación era la ejercida por parte de los agentes policiales", declararon los colectivos organizadores.

Añadieron que "el cierre y secuestro de manifestaciones vulnera, de forma flagrante, derechos tan elementales como la libertad de manifestarse políticamente", y exigieron a la conselleria de Interior que "ponga fin definitivamente a una práctica tan sumamente dictatorial".

MANIFESTACIÓN "ILEGAL".

Según informaron a Europa Press los Mossos d'Esquadra, la manifestación convocada hoy por los colectivos sociales alternativos era "ilegal", ya que no había sido comunicada y "no tenía recorrido preestablecido".

En este sentido, los Mossos aseguraron que no prohibían la llegada de los manifestantes a la Placa de Sant Jaume, ya que, según aseguraron, permitían el acceso por el resto de vías que no fuesen la Rambla.