Publicado 20/05/2022 11:54

El 60% de familias desconoce que el asiento trasero central es el más seguro para la sillita infantil, según un estudio

El 60% de familias desconoce que el asiento trasero central es el más seguro para la sillita infantil, según un estudio
El 60% de familias desconoce que el asiento trasero central es el más seguro para la sillita infantil, según un estudio - MAPFRE

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El 60% de familias desconoce que el asiento trasero central es el lugar más seguro del vehículo para colocar la sillita de retención infantil, según el informe 'Seguridad vial infantil en el automóvil. ¿Viajan nuestros hijos siempre seguros?', de la Fundación Mapfre y la Federación de Asociaciones de Matronas en España (FAME).

La investigación publicada este viernes destaca que el 34,3% de las 800 familias con hijos o que están esperando alguno encuestadas desconoce que, cuando el bebé viaja mirando hacia atrás, el respaldo debe colocarse en una posición intermedia, entre horizontal y vertical, para permitir al niño dormir y evitar la asfixia postural.

Por otro lado, el 41% cree que la recomendación de usar el asiento alzador es hasta que el niño mide 1,35 centímetros, estatura que se corresponde con la obligatoriedad del uso de este dispositivo, y no con la recomendada, que es hasta los 1,50 centímetros o hasta que el cinturón se ajuste perfectamente a las condiciones físicas del menor. Respecto a las tres excepciones en las que pueden viajar los menores en el asiento delantero, el 47% de los encuestados las desconoce.

En cambio, la mayoría de los participantes (99,6%) conoce que el recién nacido debe transportarse en portabebé de seguridad con el niño mirando hacia atrás o en un capazo homologado apto para utilizarlo en el coche.

Además, el 90,5% de los encuestados reconoce que el sistema Isofix facilita la tarea de instalar el portabebés o sillita en el vehículo, evitando errores en su instalación y aumentando así la eficacia del sistema; y que el 65,7% confiesa la necesidad de que el respaldo del portabebés, cuando el bebé mira hacia atrás esté en una posición intermedia, entre horizontal y vertical.

Los resultados de esta investigación también destacan que el 91,9% conoce el momento que la normativa marca para que los menores pueden viajar mirando hacia delante, es decir, a partir de los 15 meses o 10 kilos de peso.

Los expertos recuerdan que la silla de coche debe estar adaptada a la edad, talla y peso del menor, y que colocarla correctamente evita el 75% ciento de las muertes y hasta un 90% de las lesiones graves. En 2020, fallecieron 17 menores de 14 años, y otros 32 en 2019, de lo que 18 de eran ocupantes de turismo y furgoneta.

Más información