La activista LGTBI Beatriz Gimeno se defiende de las críticas y reafirma su reflexión sobre sexualidad "no patriarcal"

Actualizado 16/01/2020 18:16:56 CET
La activista LGTBI Beatriz Gimeno
La activista LGTBI Beatriz Gimeno - PODEMOS COMUNIDAD DE MADRID

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La activista LGTBI Beatriz Gimeno, que previsiblemente será la próxima directora del Instituto de la Mujer, se ha defendido de las críticas que ha recibido tras conocerse públicamente su futuro nombramiento, al tiempo que ha reivindicado la presencia de voces en el espacio público que hablen sobre "la sexualidad no patriarcal".

Gimeno fue presidenta de la Federación Española de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) entre 2003 y 2007 y responsable del área de Igualdad de Podemos en la Comunidad de Madrid. La activista responde así a la difusión de declaraciones que hizo en el pasado, y que han sido criticadas por parte de algunos representantes políticos. En esas manifestaciones, entre otras cosas, cargó contra la heterosexualidad, alegando que esta "no es la manera natural de vivir la sexualidad, sino que es una herramienta política y social" que subordina a las mujeres a los hombres.

"Lo que está circulando son frases descontextualizadas, pero dudo mucho que si se leyeran en su contexto gustaran más. El problema no es otro que la imposibilidad de soportar que una mujer haga público un discurso sobre sexualidad no patriarcal", ha escrito en un hilo publicado en su perfil personal de Twitter.

Gimeno sostiene que lleva "años" escribiendo sobre sexualidad en "libros, decenas de artículos, dando clases" y la "han llamado para dar conferencias todo tipo de instituciones y de muchas universidades. "Me interesa el campo de la sexualidad desde una perspectiva feminista", defiende en esta red social.

"Seguramente que si yo fuera actriz porno o escritora de porno machista, no se me criticaría tanto o incluso nada. Seguramente me llamarían de todas partes para explicarme/verme y hombres sesudos me darían la razón encantadísimos de conocerme", continúa Gimeno.

Según declara, "el problema es encontrarse con un discurso sexual no patriarcal en el espacio público". "Si fuera un hombre el que abordara el tema tampoco habría problema ninguno, todo tendría un aura de "agradable" transgresión", ha apuntado.

Asimismo, considera que "el problema es encontrarse con una mujer (lesbiana, de mediana edad) escribiendo y pensando sobre sexualidad, y, peor aun, sobre sexualidad masculina abiertamente", recalca. "Es que ellos llevan siglos haciendo sobre nosotras. Eso es transgresión de la insoportable", agrega.

Para finalizar, la activista dice esperar que "esto sirva" para aposentar voces la suya "más fuerte y libremente en el espacio público" y para que no sea posible expulsarlas de la voz pública por pensar, hablar o escribir sobre sexualidad.

Contador

Para leer más